Las pequeñas y medianas empresas (pymes) en República Dominicana están siendo afectadas por el cobro anticipado de 1.5% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), de acuerdo con la  la Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Copymecom) y la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme).

Ambas confederaciones alertaron que muchas pymes han desaparecido y otras han tenido que pasarse a la informalidad, debido a la insostenibilidad.

Eliseo Cristopher, presidente de la Copymecom, señaló que «el anticipo en el sector de construcción es un tema que se contrapone de manera directa a la competitividad, desarrollo y a la formalidad de las pymes”.

Puedes leer: Starbucks opera en República Dominicana

En este mismo sentido, Eliseo Cristopher sostuvo que el anticipo debe pagarse todos los días 15 de cada mes y de no pagarse puntualmente, se cobrará un 10% de cargo por mora en el primer mes y un 4% por cada mes o fracción de mes, más el 1.10% de intereses. De acuerdo con las leyes tributarias, estos conceptos no aceptan acuerdo de pagos.

El pago anticipado del ISR afecta la liquidez de las empresas en desarrollo, su capital de trabajo  y los recargos son muy elevados para poder cubrirlo, sentenció el presidente de la Copymecom.