El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha despedido a funcionarios y ha dado órdenes a través de Twitter.

Los tuits de Bukele han levantado críticas entre sus opositores, tanto de derecha como de izquierda, quienes lo tachan de “autoritario”.

“Se le ordena al presidente CEL, William Granadino, remover de su cargo a Claudia Sánchez Villalta, hija del expresidente Sánchez Cerén. No contrate reemplazo, envíe su plaza de 4,000 dólares mensuales a ahorro institucional”, escribió este martes el presidente salvadoreño en su cuenta de Twitter @nayibbukele.

Los funcionarios que reciben la orden de Bukele le responden con frases como “De inmediato presidente” o “su orden se ejecutará de inmediato, Presidente @nayibbukele”.

El número de funcionarios removidos de sus cargos, así como de órdenes impartidas por vía Twitter fueron tantos que los salvadoreños popularizaron esta semana el hashtag #SeLeOrdena.

Puedes leer: Inversión privada en Honduras ascenderá a 7,200 mdd

El presidente más joven en la historia de El Salvador también expresó en Twitter: “oficialmente soy el presidente más cool del mundo”.

Nayib Bukele ya ha sido comparado con políticos como Hugo Chávez y Donald Trump debido al uso que hacen de las redes sociales.

“Esto no es una monarquía, las monarquías absolutistas quedaron en la Edad Media y estamos en el siglo XXI donde hay que respetar la institucionalidad”, dijo el presidente del Parlamento, Norman Quijano.

Bukele es empresario, tiene 37 años, más de 700,00 seguidores en Twitter y asumió la presidencia el pasado 1 de junio con la promesa de dar a la sociedad salvadoreña la “medicina amarga” que él considera que requiere para curarse de la violencia endémica de las pandillas.