Por Bill Barreto Villeda

En la recta final de los comicios del 2019 casi la mitad de los encuestados mostraron algún grado de indecisión sobre a quién otorgar su voto en las elecciones presidenciales. En un sondeo similar en agosto del 2015, en las anteriores elecciones, el 69 por ciento de los encuestados ya tenía definido el candidato por el que votaría.

El estudio de opinión, realizado por la empresa ProDatos para Prensa Libre, se realizó entre el 27 de mayo y el 5 de junio en 138 puntos muestrales en todo el país, a 1, 201 ciudadanos empadronados. La intención de voto se midió con una papeleta simulada con los 21 candidatos inscritos oficialmente a la fecha de la evaluación.

A la pregunta cerrada “¿Tiene usted ya definido plenamente por quién votar?” El 48% de los encuestados respondió que no; el restante 51% dijo que sí. Estos datos tienen una mayor variación en la zona metropolitana frente a los datos recolectados en el resto del país.

La zona metropolitana -Ciudad de Guatemala- concentra la mayor parte de las personas que no han “definido plenamente” por quién van a votar. El 61% respondió que aún no ha definido su candidato. El departamento de Guatemala representa el 22 por ciento del padrón electoral. Esta indefinición desciende en las áreas urbanas del interior del país, como cabeceras municipales, al 44 % y a las zonas rurales, al 49%.

En la región metropolitana se entrevistó a 286 personas, en las zonas urbanas del interior a 321, y en zonas rurales a 594.

Las cifras generales de casi una mitad de los encuestados -48% sin un candidato “definido plenamente” son consistentes en las mediciones entre hombres y mujeres, en los tres rangos de edad evaludados: entre 18 y 24 años; entre 25 y 35 años; y mayores de 35 años, así como en los tres niveles socioeconómicos evaluados:  BC1 (alto), C2/C3 (medio) y D (bajo).

Contexto de la encuesta

Esta última encuesta fue realizada luego de la salida de la contienda electoral de Zury Ríos, candidata presidencial de Valor, y Thelma Aldana, aspirante a la Presidencia por el Movimiento Semilla. La inscripción de Ríos fue revocada por el Tribunal Supremo Electoral luego de que la Corte de Constitucionalidad resolviera, en una decisión dividida 4 a 3, que la candidatura de Ríos, hija del general Efraín Ríos Montt, violaba el artículo 186 constitucional, que prohíbe a jefes de Estado de facto y sus hijos postularse a la Presidencia.

Así como Ríos, en esta medición tampoco figura la exfiscal general Aldana, quien inició el proceso de inscripción pero no pudo completarlo al ordenarse una orden de captura en su contra por una investigación abierta por la actual fiscal, Consuelo Porras, por un presunto caso de corrupción de servicios profesionales no prestados por un consultor del Ministerio Público bajo la gestión de Aldana. La exfiscal general se encuentra actualmente en Estados Unidos y ha denunciado riesgo para su vida si regresa a Guatemala.

Esta encuesta también se realiza luego de la captura en Estados Unidos del candidato presidencial Mario Estada, de la Unión del Cambio Nacional (UCN), acusado de realizar contactos con representantes del cartel de Sinaloa para financiar su campaña electoral a cambio de favorecer el trasiego de droga. La imputación contra Estrada también incluye la acusación de conspirar para el asesinato de dos presidenciables cuyo nombre no ha sido revelado.

En la fase final de las entrevistas de esta encuesta, realizadas del 27 de mayo al 5 de junio, dos candidatos presidenciales presentes en la papeleta simulada quedaron fuera por resoluciones judiciales: Edwin Escobar, de Prosperidad Ciudad y Mauricio Radford, del partido Fuerza. A la incertidumbre en la participación de candidatos por acciones judiciales se sumó durante le periodo de recolección de datos las amenazas de grupos de supuestos exmilitares, de impedir el desarrollo de las elecciones si no recibían pagos por servicios prestados durante el conflicto armado interno.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala