El Banco Central de Nicaragua (BCN) anunció a través de un comunicado que emitirá nuevos billetes de 500 y 1,000 córdobas, los cuales estarán en circulación a partir del 8 de julio.

De acuerdo con el BCN, los nuevos billetes fortalecerán la calidad y seguridad, servirán para reponer los que han sido sacados de circulación por su deterioro y abastecerán la demanda de la población por los billetes de alta denominación.

La emisión de billetes fue aprobada por el Consejo Directivo del BCN en octubre de 2017, señaló el BCN.

“Los nuevos billetes tienen los siguientes atributos: alta durabilidad, lo cual implicará ahorros sustanciales en la emisión de billetes; mayor dificultad de falsificación, ya que incorpora medidas de seguridad de última generación; y amabilidad con el medio ambiente, debido a que una vez destruido, el material de desecho de los billetes será reciclable”, detalló la institución bancaria.

Los nuevos billetes son de 156 mm de longitud y 67 mm de altura, el diseño de colores es similar al de los billetes antiguos de las mismas denominaciones y el material es muy similar al de los últimos billetes de 200 córdobas.

Puedes leer: Gobierno de Nicaragua apuesta por el turismo para enfrentar la crisis

El BCN informó que con esta nueva emisión se completa toda la familia de billetes impresos en sustrato de polímero, iniciada en 2009.

“Los billetes de 500 y 1000 córdobas actualmente en circulación, impresos en sustrato de papel de algodón, conservarán su valor y continuarán circulando junto a los billetes nuevos, hasta ser retirados de manera gradual”, apuntó el BCN.

Actualmente en Nicaragua existen billetes de 10, 20, 50, 100, 200, 500 y 1,000 córdobas.

El billete de 1,000 córdobas comenzó a circular en Nicaragua el 1 de diciembre de 2016, cuando el Banco Central decidió sacar esa nueva denominación para agilizar las transacciones del país.

La denominación de 500 córdobas es la que mayor peso tienen en el efectivo en circulación del país, indicó el BCN.