La intermediación financiera, la industria manufacturera y el transporte y almacenamiento fueron los sectores que aportaron al Producto Interno Bruto (PIB) en los primeros tres meses del año, en cambio, los sectores de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; y construcción registraron una caída en la producción, informó el Banco Central de Honduras (BCH).

El Valor Agregado Bruto (VAB) de las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca disminuyó 1.6%, ante la baja producción en el cultivo del café, por la falta de incentivos de los productores dados los menores precios internacionales del grano, a lo que se suma el poco mantenimiento de las fincas y por la caída en los volúmenes exportados del banano, informó el BCH.

La construcción cayó 5.5%, debido al descenso en la inversión pública en el primer trimestre, resultado de la culminación en 2018 de edificios para instituciones públicas, además, en los proyectos de infraestructura vial (en particular Corredores Logístico, Turístico y del Sur) se ejecutaron tramos pendientes, pero en menor magnitud que los desarrollados el año anterior.

Este efecto fue compensado parcialmente por la mayor construcción privada de obras residenciales en el Distrito Central, La Lima y El Progreso, así como por proyectos comerciales e industriales en el departamento de Cortés.

Puedes leer: Inversión extranjera cayó 3.7% de enero a marzo

De acuerdo con el BCH, en los primeros tres meses de 2019, con base en la serie desestacionalizada del PIB trimestral, la economía hondureña creció 0.4% respecto al cuarto trimestre de 2018 (1.4%). En tanto, el alza interanual fue de 3.5% e comparación al primer trimestre de 2018.

En cuanto al gasto, la formación bruta de capital contribuyó 0.2 puntos porcentuales (pp) , seguido del gasto de consumo final (0.1pp), y con la caída de las importaciones (0.3pp), lo que en conjunto explica la evolución favorable del PIB trimestral, pese a que en este trimestre se observó una reducción de las exportaciones (0.2pp), informó el BCH.

“La intermediación financiera creció 2.9%, debido al alza en la recepción de ingresos por concepto de intereses en la cartera crediticia; en especial sobre los saldos de préstamos fiduciarios y prendarios otorgados por las instituciones financieras, los cuales durante el primer trimestre, se destinaron primordialmente a la industria y comercio”, puntualizó el BCH en su informe del PIB.

Lo anterior fue contrarrestado, parcialmente por la actividad de seguros y fondos de pensiones, la que denotó una caída en su resultado, debido al mayor pago por indemnizaciones de seguros contra incendios y líneas aliadas, indicó el informe.

La industria manufacturera presentó un incremento de 1% respecto al último trimestre de 2018, esto fue determinado por el comportamiento positivo en la producción de alimentos, en especial la elaboración y conservación de pescado, sumado a la industria de bienes para transformación (maquila), fabricación de papel y productos de papel y sustancias químicas.

La producción de textiles y prendas de vestir reportó un amento, resultado de la mayor demanda desde El Salvador, Nicaragua y México, informó el BCH.