La canciller de Honduras, María Dolores Agüero, informó en un comunicado de la Presidencia que las autoridades de Honduras y El Salvador han empezado a tener acercamientos con el objetivo de que los presidentes de cada país superen sus disparidades y ambos países progresen en la integración Centroamericana.

Agüero mencionó que ha mantenido conversaciones con su homóloga de El Salvador, Alexandra Hill Tinoco. Indicó que los acercamientos con Tinoco han sido persistentes y que le ha expresado el interés de Honduras por seguir trabajando con El Salvador en los distintos temas que ha impulsado el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, esencialmente el tópico sobre el proceso de integración de Centroamérica.

La canciller Hondureña señaló que el esquema de la integración es un espacio de interlocución, así como la Organización de Estados Americanos.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele ha criticado a Juan Orlando Hernández por haber sido reelegido en las elecciones generales del 26 de noviembre de 2017, en lo que la oposición la denotó de fraude.

Además, de que cuando fue la toma de posesión de Bukele, el secretario general del partido Nuevas Ideas (NI), Federico Ankiler, mencionó que los presidentes de Veneuela, Nicolás Maduro; Honduras, Juan Orlando Hernández y de Nicaragua, Daniel Ortega no estaban invitados.

Asimismo, ha twitteado de manera retórica sobre los mandatarios de Honduras y Nicaragua, “¿cuál es la diferencia entre Hernández y Ortega?”.“Uno se dice de derecha, el otro de izquierda. Pero la realidad es que ambos están en el poder a la fuerza, a costa de muchos muertos y sin legitimidad democrática”.

Al respecto, la canciller apuntó que tener la mejor relación con los países vecinos ha sido una de las prioridades del gobernante hondureño en materia de política exterior desde su primer periodo presidencial, puesto que es fundamental para el desarrollo de las naciones. Añadió que Honduras quiere seguir laborando con El Salvador en la Unión Aduanera y el Plan de Desarrollo del Golfo Fonseca.

Espera que con el Plan del Golfo de Fonseca, cuyas aguas comparten con El Salvador y Nicaragua, prevalezca para el bienestar de cada país y que esas pláticas llevadas con Tinoco tengan buenos resultados.

Los proyectos adquiridos el pasado abril por los tres países son el de un ferri entre el puerto salvadoreño La Unión y el puerto nicaragüense de Corinto, en el Pacífico; y el transbordador entre el cruce La Unión-Potosí (El Salvador), ampliándose hacia Amapala y San Lorenzo (Honduras).

Puedes leer: Inversión extranjera cayó 3.7% de enero a marzo