El Hard Rock Hotel and Casino de Punta Cana, República Dominicana,  decidió retirar los dispensadores de licor de los minibares de las habitaciones, luego de que dos turistas estadounidenses perdieran la vida en extrañas circunstancias en este año.

La gerente general del hotel, Erica López, tomó esta decisión la semana pasada, con la que espera brindar mayor tranquilidad a todos los huéspedes del establecimiento hotelero. Mencionó que la decisión de retirar los dispensadores fue de manera independiente, ajena a las muertes ocurridas en el hotel.

Además, dijo que todos los alimentos y bebidas serán evaluados por un laboratorio de Estados Unidos, agregó que aunque los informes oficiales indican que los incidentes no están relacionados, Hard Rock Hotel and Casino ha tomado comentarios de los huéspedes para mejorar la experiencia y seguridad en un futuro.

Aparte de los dispensadores de alcohol, el desinfectante para manos y mascarillas son algunos de los cambios que una huésped notó mientras vacacionaba allí esta semana. Sin embargo, Tracy Weber, una huésped de Hard Rock Hotel and Casino, originaria de Nueva Jersey, dijo que el dispensador de bebidas en su habitación todavía está allí.

Respecto a las muertes que se han suscitado de los ciudadanos estadounidenses durante o después de su estadía en República Dominicana durante el año pasado, los funcionarios de Estados Unidos y República Dominicana no han dicho que las muertes estén relacionadas. Un funcionario del Departamento de EE.UU comentó el viernes pasado, que no ha habido un aumento en las muertes reportadas en la República Dominicana y el Departamento de Estado no ha emitido una advertencia sobre viajar al país en por estas muertes.

Las dos víctimas del Hard Rock fueron David Harrison de 45 años y Robert Wallace de 67 años. El primero de ellos murió en el hotel en julio de 2018, de acuerdo a su viuda, Dawn McCoy, estaban celebrando su aniversario y él regresaba de una excursión de buceo un día antes cuando le comentó que no se sentía bien.

 Daw comentó que al día siguiente, él estaba sudando y no podía levantarse y más tarde murió; las autoridades identificaron la causa de muerte como un ataque al corazón y un edema pulmonar.

Por su parte, Wallace un residente de Turlock, California, falleció después de enfermarse en el hotel el 12 de abril. Tommy Tickenhoff, yerno de Wallace, comentó a la estación que se había enfermado después de beber un whisky de un minibar.

Al respecto, el FBI está ayudando con tres pruebas de toxicología de los estadounidenses que fallecieron en la República Dominicana el año pasado.

Alrededor de 6.5 millones de turistas viajaron a República Dominicana en 2018 más que cualquier otra nación del Caribe, conforme la Organización de Turismo del Caribe.  De los cuales, 2.2 millones son estadounidenses.

Puedes leer: República Dominicana necesita un Ministerio de Vivienda