A veces, como dice el refrán “no hay peor ciego que el que no quiere ver” y eso se relaciona con “la odio”, la declaración del presidente estadounidense Donald Trump, respecto de la fotografía que muestra a una familia de migrantes salvadoreños ahogados tras cruzar la frontera por el río Bravo.

La declaración fue dada a conocer la agencia France-Presse a través de su cuenta de Twitter.

Desde las últimas horas, los gobiernos de El Salvador y México trabajan en la repatriación de los cadáveres, de acuerdo a la canciller salvadoreña, Alexandra Hill.

Vale mencionar que el año pasado se registraron 283 muertes de migrantes en los 3,200 kilómetros de la frontera entre México y Estados Unidos.

Puedes leer: La muerte que cimbró a Centroamérica y refleja la crisis migratoria