Por Felivia Mejía.

El presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (Adoexpo), Luis Concepción, planteó que es necesario robustecer la inteligencia comercial y a la vez informar mejor a los sectores productivos de las oportunidades comerciales en los mercados internacionales para desarrollar la oferta exportable del país.

Dijo que eso se puede lograr a través de programas de asistencia técnica, de oportunidades de negocios y de emprendimiento internacional, que permitirán a los exportadores dar un impulso cuantitativo y cualitativo a sus actividades.

Concepción ofreció esas declaraciones al encabezar ayer martes la trigésima tercera edición de la Gran Cena del Exportador Dominicano, en la que Adoexpo  reconoció a la empresa Falconbridge Dominicana como “Exportador del año”.

“El fomento de la cultura exportadora y su construcción debe ser parte de un plan maestro que contemple una estrategia que fomente y promueva una conciencia nacional a favor del comercio exterior”, opinó Concepción.

Abogó por la inclusión de nuevos programas y carreras vinculadas a comercio exterior en las instituciones de educación superior promoviendo así la conciencia sobre los beneficios de las exportaciones en los ciudadanos.

En 2018, las exportaciones de bienes de República Dominicana incrementaron aproximadamente 700 millones de dólares (mdd), lo que supone un aumento de 7.6% en relación al mismo periodo del año 2017, según estadísticas de Adoexpo. Esto, sin contabilizar las exportaciones de los bienes adquiridos en puerto, que ascendieron a 554 mdd en el 2018.

Ese crecimiento estuvo empujado principalmente por un aumento en las exportaciones de zonas francas, sobre todo las exportaciones de productos eléctricos, artículos de joyería y cacao en grano. También aumentaron las exportaciones de varillas de acero y productos agropecuarios.

Entre 2010 y 2018 las exportaciones dominicanas pasaron de 6,816 mdd a 10,908 mdd, para un robusto crecimiento de 60%. Lo que representó un crecimiento de 4,092 mdd.