Tras los reportes de muertes de ciudadanos estadounidenses, las compras de boletos aéreos de Estados Unidos a República Dominicana correspondientes a julio y agosto, se redujeron un 74% en comparación con el periodo de 2018.

Conforme un estudio de la referencia para el turismo mundial y las tendencias de viajes y la inteligencia, ForwardKeys, indica que desde el 31 de abril hasta mayo hubo un aumento del 2.8%  de vuelos desde el país norteamericano hasta República Dominicana.

El comunicado revela que no solo se ha disminuido la compra en vuelos, sino también han surgido cancelaciones para el verano.  Entre el 1 al 19 junio, las cancelaciones fueron de un 5.12% y un día después de la muerte de la turista Leyla Cox, las cancelaciones ascendieron a un 70%.

Al respecto, el ejecutivo de ForwardKeys, Oliver Ponti, mencionó que las más profundas condolencias se extienden a las familias de los turistas estadounidenses que han fallecido; que sus recientes y trágicas muertes parecen haber tenido un impacto dramático en los viajes a la República Dominicana; al final añadió que su análisis de los viajes de ocio muestran una sorprendente correlación.

Sin embargo, las compras de pasajes aéreos para otros destinos del Caribe fueron beneficiados; Jamaica, Las Bahamas y Aruba tuvieron un aumento del 26%, 44.55% y 31%; bajo ese orden.

Más de 2 millones de turistas  norteamericanos visitaron República Dominicana en cada uno de los últimos dos años, según la Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe. Pero en lo que va del 2019, las alarmas se disparan en una economía donde el turismo representa más del 17% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los episodios funestos, han ayudado a iniciar la crisis que ahora tiene la industria del turismo, un pilar que da trabajo alrededor de 300,000 personas.

Pero a pesar de la oleada de muertes de turistas, las estadísticas del Departamento de Estado estadounidense infieren que para los estadounidenses hay más probabilidad de morir en un homicidio en Estados Unidos que por  motivos no naturales en República Dominicana.

La causa inicial de muerte no natural entre los norteamericanos en República Dominicana son los accidentes automovilísticos, conforme las estadísticas de 2014 a 2018. En 2015, 30 ciudadanos de Estados Unidos fallecieron por circunstancias no naturales, esa cantidad disminuyó a 10  en 2016, 17 en 2017 y 13 en 2018. Es decir, que en 2017 las probabilidades de que un visitante muriera de forma poco natural fueron de 0.82 por cada 100,00.

Puedes leer: Hard Rock de Punta Cana eliminará el licor de los minibares