Reuters.- El Congreso de Costa Rica aprobó el lunes la colocación de hasta 1,500 millones de dólares en bonos en los próximos meses, con los que busca mejorar el perfil de la deuda interna que presiona las finanzas públicas del país.

El primer tramo de los títulos, conocidos como “eurobonos”, comenzará a ser subastado a partir de agosto en los mercados internacionales. El gobierno tendrá un año a partir de entonces para terminar de emitir los instrumentos, cuyos plazos serán definidos en cada colocación.

“Esto mejora el acceso a tasas más competitivas”, dijo a Reuters la ministra de Hacienda de Costa Rica, Rocío Aguilar.

La deuda del país centroamericano equivale a un 53% de su Producto Interno Bruto. Cuatro quintas partes de ella fue contratada en el mercado interno, que suele cobrar altas tasas de interés.