Un grupo de miembros de la Alianza Cívica Nicaragua sostuvo un encuentro el día de ayer con el Vicecanciller alemán Niels Annen, para abordar la crisis del país centroamericano, reafirmando el compromiso con una salida pacífica.

Annen publicó en twitter, que habló con el gobierno de Nicaragua y el nuncio Waldemar Stanislav , sobre el grave conflicto en curso, con el fin de promover una continuación de diálogo nacional, indicando que Alemania está dispuesta a apoyar.

Desde hace más de 40 días el diálogo entre los dos países se encuentra suspendida, a la espera de que el gobierno del mandatario nicaragüense libere a las personas que fueron detenidas durante las manifestaciones en contra del gobierno que iniciaron el 18 de abril de 2018; así como el restablecimiento de derechos, libertades y garantías.

Al respecto, la organización Human Rights Watch (HRW), mandó una carta a la Unión Europea (UE) acerca de las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

HRW mencionó en la carta, que el propósito fue de transmitir las conclusiones del reciente informe de la organización sobre la represión cometida por la Policía Nacional y bandas armadas partidarias del gobierno en Nicaragua, para instar a los socios de la UE a adoptar medidas que incrementen la presión en el gobierno nicaragüense para que terminen las violaciones de derechos humanos.

Indicó que la arremetida contra opositores por el gobierno nicaragüense ha resultado en un saldo de más de 300 muertos y 2000 personas heridas, así como  procesos judiciales plagados de irregularidades.  Además resaltó que numerosos detenidos fueron sometidos a graves abusos, que  en algunos caos, incluyeron torturas con descargas eléctricas, violentas golpizas, extracción de uñas, asfixia y violación sexual.

El director ejecutivo para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, dijo que es crucial que hay una presión internacional fuerte y persistente para que cesen los abusos generalizados en Nicaragua.

Puedes leer: Gobierno logra acuerdo con grupos de transportistas