Por Urías Gamarro

Representantes de las Asociaciones Ganaderas del Sur de México, constantemente visita los ranchos con el fin cerrar negocios y los productores nacionales pueden convertirse en un suplidores importantes para ese mercado.

En la actualidad, Guatemala no puede exportar ganado en pie (animal vivo) por protocolo sanitario, sin embargo, por los pasos ciegos, circulan los animales, sin contar con las medidas sanitarias y certificaciones.

Los ganaderos perciben un mercado potencial para cubrir la parte sur del vecino país, sin embargo, no se puede hacer el intercambio por esta medida fitosanitaria, que es una barrera no arancelaria.

Alto interés

Leonel Castañeda, presidente de la Federación de Ganaderos de Guatemala, confirmó que cada mes reciben visitas de productores mexicanos, (que están agrupados en asociaciones ganaderas de diferentes estados), quienes se interesan en el producto nacional y están interesados en adquirir el producto pagando mejores precios que en el mercado interno.

Explicó que los productores guatemaltecos pueden exportar entre 10 mil a 15 mil cabezas mensuales, sin descuidar el mercado interno, que diariamente consume aproximadamente mil 200 cabezas.

El hato ganadero bovino (para carne) es de dos millones de cabezas y el país tiene la capacidad de comercializar y abastecer, según Castañeda.

Las razones que motivan vender a México, sería el económico, pues en la actualidad la libra en pie pasó a Q5.50 y ese factor estimulará mayor producción ganadera, comercializar a mejores precios e incentivará el empleo y otras actividades que están vinculadas al sector.

Castañeda dijo que, de acuerdo con los delegados de las asociaciones mexicanas, consideran que un millón de cabezas ingresan a México por contrabando de Centroamérica y que pone en riesgo la sanidad del hato.

Precisó que uno de los objetivos es llevar los controles, tanto por los productores y la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa).

En el sur de México los productores exportan carne a Estados Unidos, China y Europa, y los riesgos son en que se contamine los hatos, dijo el productor nacional.

Saneamiento de hatos

David Orellana, director de Sanidad Animal del Maga, informó que están trabajando con el sector ganadero, en un programa de control progresivo de brucelosis y tuberculosis bovina.

El objetivo es tener hatos libres de esta enfermedad, que permita a un futuro muy cercano, poder exportar ganado en pie hacia México.

El programa estaría concluido en los siguientes 12 meses, para poder hacer las exportaciones, luego de las exigencias de Sagarpa.

El protocolo consiste en el saneamiento de hatos para exportar, además de carne deshuesada, donde también hay potencial a muy futuro de hacerlo, igual de los productos lácteos, donde hay potencial y la sugerencia a los ganaderos es a prepararse.

“Ese ganado tiene que ir con el programa progresivo brucelosis y tuberculosis. Así como un esquema de trazabilidad bovina, que exige el socio comercial, para contar con los protocolos establecidos, de hatos libres y trazados ya identificados que permitirá una apertura”, afirmó Orellana, quien dijo que son programas oficiales y que se están trabando con los ganaderos.

Añadió que, como Maga, deben garantizar el estado sanitario de los animales, que el ganado que se despachará será sano y certificado y la comercialización y negocios ya lo realizará el sector privado.

En ese sentido, Castañeda dijo que el proceso marcha lento y pidieron agilizar el protocolo por la demanda que tiene México.

Cadena

El presidente de la Federación afirmó que los productores nacionales comercializarán animales de media seba, que consiste entre 700 a 800 libras y los compradores mexicanos terminarán el engorde para mil y mil 200 libras.

El rendimiento en canal (carne destazada) sería entre 52% y 54%, con este tipo de manejo, ya en territorio mexicano.

Dijo que Guatemala cuenta con cuatro rastros certificados.

Orellana añadió que todo el “todo el mundo bombardea” y no se oferta a otros mercados, a pesar de que se cuenta con una excelente calidad ganadera y genética.

“Solo recibimos, no exportamos y tenemos potencial”, dijo el director de sanidad, quien explicó que con el sector se está trabajando con el mejoramiento, genético, cárnico y lácteo de los hatos para ser un país exportador.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala