¿Cómo es tu experiencia como mujer en una industria dominada por los hombres?

¡Al comienzo fue fatal! Yo era joven y trabajaba en una fábrica con 200 hombres y maestros mezcladores de muchos años que me veían como una niña. Sí fue un poquito complicado, pero creo que en la vida uno siempre tiene que tener el conocimiento y las ganas de aprender y hacer las cosas bien. Algo que nunca se me olvida es que mi papá siempre me decía: ‘Si vas a ser zapatero, sé el mejor zapatero. Lo que elijas, sé el mejor posible’. Y entonces yo a pesar de la oposición, me propuse aprender, buscaba información en las universidades y así fui ganándome el espacio.

Hoy todo es diferente, en la empresa tenemos muchas mujeres. Hoy en día hay mucha más apertura en la industria.

¿Cómo fueron tus inicios en Zacapa?

¡Es una historia de amor y desamor! Yo soy nicaraguense y en Nicaragua me enamoré de un guatemalteco. Es así como llego a Guatemala y al mundo del ron.

¿Cuáles crees que son las características personales que crees te han hecho ser tan exitosa en esta industria?

Yo creo que una de las cosas que me ha ayudado muchísimo es la pasión por mi trabajo, porque al final se ha convertido en mi forma de vida. La otra es ser bastante extrovertida y disfrutar lo que hago.

¿Qué te ha parecido ver a tantas mujeres bartenders participando en World Class y que de hecho los dos años anteriores hayan ganado mujeres?

Me encanta porque yo siempre he creído que las oportunidades están, independiente de si somos hombres o mujeres, y que a veces somos las mismas mujeres las que nos ponemos las barreras. Lo que me gusta es que siento que eso está cambiando y la participación de más mujeres hace que otras se inspiren y digan “si ella lo hizo yo también puedo hacerlo’.

¿Tuviste la oportunidad de ver a distintos bartenders participando durante World Class en Berlín?

Tuve la oportunidad de ver a los 20 finalistas durante el reto de Zacapa para un aperitivo y digestivo – o ‘Before and After’ – y me gustó mucho lo que vi, porque creo que cada vez más los bartenders se enfocan no sólo en realizar un cóctel sino en entregar una experiencia completa.

Tú que has tenido oportunidad de estar en distintas finales globales, ¿como sientes que ha ido avanzando la participación de los bartenders de Centro América y el Caribe?

Creo que antes se notaban diferencias más fuertes con otros mercados con una cultura coctelera más desarrollada, pero siento que World Class ha hecho un trabajo impresionante en desarrollar la industria, preparando durante toda la competencia a los participantes, con los seminarios y entrenamientos para desarrollar sus técnicas.

¿Cuáles son las características de las variantes principales de Zacapa?

Zacapa 23, la estrella de la familia, que es una mezcla de rones de 6 a 23 años, que pasó por 4 diferentes barricas: de whisky americano, quemada, de jerez oloroso y de Pedro Ximenez. Es un ron que se puede disfrutar solo, a las rocas o que se puede usar para preparar cocteles, como Zacapa Old Fashion y Espresso Zacapa. Tiene aromas de vainilla, frutos secos y pasas.

Zacapa XO, es una mezcla de rones de 6 a 25 años, cuyo último tiempo de añejamiento es en barricas de roble francés que antes añejaron coñac. Me gusta para la sobremesa, para ese momento que quieres conversar, compartir o cuando quiero tener un encuentro conmigo misma.

Zacapa Edición Negra es un ron diseñado para los amantes del whisky. Durante su añejamiento lo que hacemos es que preparamos una barrica donde se realiza un tostado ahumado quemando barricas de forma artesanal con barro. Es una mezcla de rones de 2 a 24 años, donde buscamos rones más secos, donde salen bastante las notas de chocolate, café, ahumado y las especias.

Y finalmente Zacapa Royale, que es la joya de la corona, es una mezcla de rones de 8 a 30 años donde el último tiempo de añejamiento se realiza en barricas de roble francés hechas especialmente que provienen de 4 bosques de Francia. El nombre de Royale viene de esos bosques, por ser conocidos como ‘Los Bosques del Rey’.