La expresidenta de Costa Rica, Laura Chichilla, dio su opinión sobre los hechos que se han producido en el país tras la entrada de nuevos mecanismos fiscales, así como el cierre de carreteras por una parte de la población costarricense.

En su cuenta oficial de Facebook, la exmandataria sostuvo que los golpes de Estado no inician con una acción militar o con movimientos armados, debido a que éstos comienzan con el desprestigio de las instituciones democráticas y la incesante promoción de un discurso de rencor y polarización.

Chichilla reconoció que hay razones objetivas para que la gente esté preocupada y angustiada sobre los cambios fiscales que generan incertidumbre. Esto se debe a que la economía no logra crecer a lo esperad, además de que la generación de empleo no está a la velocidad deseada.

Puedes leer: Bukele necesita 91 mdd para combatir a las pandillas

“A esto se suman grupos especialmente vulnerables que requieren de urgente atención a sus necesidades. Sin embargo, hago un llamado a cómo nos organizamos y canalizamos nuestras demandas y preocupaciones. La respuesta efectiva ante estas situaciones no será nunca la incitación al caos, a la polarización y la violencia”, agregó.

Además, Chichilla destacó que el gobierno de Carlos Alvarado está dando muestras de querer escuchar y rectificar, pero tampoco puede claudicar en las obligaciones que le impone la coyuntura actual para estabilizar las finanzas del país y reactivar una economía que genere los empleos que la gente demanda

“Diputados de oposición, están haciéndose eco de los mensajes a la calma y la sensatez y están abiertos a legislar en el marco de la permanente negociación, pero deberán seguir avanzando con las reformas para la consolidación fiscal y para evitar que el país siga siendo extorsionado por un grupo de dirigentes gremialistas”, añadió.