Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), informó que un grupo especializado en anticorrupción comenzará a trabajar a partir del próximo agosto.

Espinoza mencionó que es una necesidad de Costa Rica, la población exige que la policía sea más fuerte y agresiva en la investigación. Sumó que habrá un cambio de estructura y paradigma, un trabajo de la mano con el Ministerio Público (MP) para que los procesos sean prontos.

Pidió que se valore la posibilidad de que el OIJ tenga acceso a la información bancaria como el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD). Se aguarda contar con 27 agentes que tengan conocimientos en informática y finanzas.

Además, se espera una reducción en los tiempos de indagación.

Emilia Navas, Fiscala General, indicó que en la Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (FAPTA) se expidió una guía en la que se puntualiza la política de persecución, donde se establecieron puntos como procesos de privatización, financiamiento de partidos políticos, sobornos, delitos en salud, educación, telecomunicaciones, infraestructura vial, entre otros.

El objetivo es que los investigadores puedan recopilar más datos en la investigación preliminar y que se fortalezcan los procesos.

Espinoza explicó que quieren invertir el proceso, ya que el ICD puede hacerlo cuando hay sospechas de conductas irregulares; pretende extender esa potestad al OIJ y al MP para tener la información más rápida y razonable posible.

Actualmente, no hay tiempo establecido para obtener los datos bancarios, normalmente el periodo va más allá de los 5 meses.

Puedes leer: Hacienda alerta por estafas en sistemas informáticos