Por Urías Gamarro

El ingreso de divisas por remesas familiares aumentó 12% durante el primer semestre del año y alcanzó los 4,926.9 millones de dólares —unos Q38,000 millones—, según el reporte del Banco de Guatemala (Banguat).

A pesar de que durante las últimas semanas el tema migratorio ha cobrado alta relevancia, las transferencias monetarias apuntalan hacia un crecimiento para este ejercicio y se consolida con los ingresos recibidos en este período.

En el primer semestre, el monto de incremento es de US$528 millones más respecto del mismo período del año pasado, cuando fue de US$4 mil 399 millones.

“El indicador viene con un crecimiento y está asociado al comportamiento de la economía de los Estados Unidos”, afirmó Sergio Recinos, presidente de la banca central, durante la reunión del Gabinete Económico, el pasado, miércoles.

Puedes leer: Así aplicarán las empresas guatemaltecas los empleos de medio tiempo

El reporte señala que solo en junio el ingreso fue de US$882 millones y representó una caída de US$92 millones en relación con mayo, cuando el indicador registró US$974.4 millones, el monto más alto del semestre.

El movimiento en mayo está vinculado con el Día de la Madre.

Recinos afirmó que la proyección de ingreso se mantendrá con crecimiento para los siguientes meses.

Para el cierre del año se estima un ingreso de US$10 mil cien millones —unos Q76 mil millones—, luego de que, en mayo último, la Junta Monetaria hizo un ajuste al indicador, al observar el crecimiento sostenible del primer semestre.

Los núcleos familiares que reciben el dinero lo destinan principalmente para el consumo en el hogar.

Ingreso consistente

De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina (Cepal), Guatemala fue el principal país de Centroamérica que, durante el 2018, recibió la mayor cantidad de envíos por remesas familiares.

Las causas que explican este comportamiento son el desempeño de la economía de los Estados Unidos, así como la recuperación en el empleo para los migrantes centroamericanos.

Ese organismo recalca que las transferencias como porcentaje del PIB tienen un aporte significativo en cuatro economías de El Salvador donde representa el 22% del producto interno bruto, (PIB), mientras que, en Honduras, 20.3%.

En el caso de Guatemala representa 11.8% y Nicaragua, 10.3%.

La Cepal confirma que este año se espera un comportamiento positivo.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala