Guatemala es el primer país más simple en Centroamérica para hacer negocios seguido por Panamá, de acuerdo con el nuevo informe de TMF Group, un proveedor de servicios administrativos internacionales.

El Índice Global de Complejidad Corporativa, que compara los principales requerimientos administrativos y de cumplimiento en 76 jurisdicciones en el mundo, determinó que Guatemala es el país número 52 más complejo para que operen las compañías, de los países encuestados en América Central, le siguió Panamá en lugar 51.

El informe, elaborado con base en una combinación de información evaluada estadísticamente y una investigación cualitativa realizada entre los expertos de mercado a nivel local, se enfoca en tres áreas: reglas, regulaciones y penalidades; contabilidad e impuestos; y contratación, despido y gestión de pago a empleados.

Lyndsey Wheeler, directora general de TMF Panamá, mencionó “gracias al canal, Panamá es sinónimo de comercio. Y, felizmente, es un lugar fácil para hacer negocios, en general. Las compañías que establecen su sede central en Panamá reciben beneficios fiscales, y las compañías que trabajan en una de las tantas zonas francas encuentran un ambiente diseñado para la facilidad operativa de los negocios”.

Sin embargo, anadió que “existen muchos riesgos para los principiantes de negocios que no son cautelosos. Si no habla español, y no está preparado para comprender los detalles de la legislación de Panamá, se enfrenta con la posibilidad de cometer errores y recibir sanciones”.

Puedes leer: Buque portacontenedores más grande del mundo se registra panameño

De acuerdo con el informe, un ejemplo de complejidad relativa en Panamá está relacionado con la forma en la que deben presentarse y aprobarse los contratos laborales por el Ministerio de Trabajo, en español, un requisito relativamente complicado por estándares internacionales. De manera similar, las compañías que establecen un negocio deben dar a conocer información muy detallada que, a menudo, incluye especificaciones de las estructuras corporativas, y que puede dar lugar a un proceso prolongado para las respectivas compañías.

El índice determinó que las Islas Caimán es la nación menos compleja entre las 76 encuestadas, mientras que Grecia lidera el índice al ser la más compleja.