Por Uriel Naum Ávila / Enviado

La industria 4.0 crece en Colombia a una tasa anual de 30%, con exportaciones de este país al mundo superiores a 400 mdd de productos y servicios vinculados a la Cuarta Revolución Industrial, aseguró Juliana Villegas, vicepresidente de Exportaciones de Procolombia.

En este marco, el gobierno colombiano busca establecer en Medellín el primer centro de habla hispana de la Cuarta Revolución Industrial, después de tejer una alianza con el Foro Económico Mundial (WEF) para generar las condiciones necesarias para que esto tenga lugar, tanto en temas de asesoramiento como de apoyo y atracción de empresas tecnológicas, como ya ocurre en otras ciudades de Europa y Asia.

“Según el WEFMedellín fue seleccionada porque es reconocida como la capital de la innovación en Latinoamérica y además, por ser una de las ciudades con mejor desempeño económico del continente. Colombia, al ubicarse geográficamente sobre la línea ecuatorial, entre el hemisferio norte y sur, se ha posicionado como el país puente para llegar a todo el sur de América”, se menciona en el texto “En Colombia hay un centro de estudios para la Cuarta Revolución”.

Lo que ofrece Medellín a las empresas tecnológicas y de manufactura, a decir de Flavia Santoro, presidente de Procolombia, es un entorno avanzado de empresas sobre todo de diseño y desarrollo de software que pueden acompañar a otras iniciativas en áreas como Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial o big data, por ejemplo, así como en avances en sectores como el de la salud, “donde incluso se utilizan ya drones para apoyar el estado de salud en algunas comunidades en diferentes países”, dijo Santoro.

Y añadió: “Vamos a tener que dimensionar las cosas a partir de este acuerdo entre el gobierno de Colombia, el WEF y la alcaldía de Medellín para transitar a temas como el blockchain, el Internet de las Cosas y todo lo que tiene que ver con la Cuarta Revolución Industrial”.

El objetivo, de acuerdo con la presidenta de Procolombia, es que Medellín no solo sea una plataforma de la industria 4.0 para Colombia, sino un espacio de desarrollo para toda América Latina.

“Para lograr que realmente Medellín se convierta en ese lugar de innovación reconocido de Latinoamérica será importante el acompañamiento del WEF, pero también las alianzas público-privadas que se están confirmando y la participación del sector educativo. Ya tenemos autoridades visitando centros similares en países como Japón para ver cómo funcionan financieramente y para entender los proyectos exitosos, concluyó Flavia Santoro.