Uno de los ingredientes básicos de la cocina como lo es la cebolla podría llegar a costar a los consumidores hasta 1.25 dólares la libra en los próximos días debido a la escasez del producto.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Merca Panamá, Yoris Morales, confirmó al diario local Panamá America que los precios podrían alcanzar 90 centavos la libra a precio de mayorista y 1.25 dólares en general.

Los precios irían en contra del Decreto Ejecutivo N.°97 del 4 de julio de 2019 del Control de Precios, que establece que el precio de la cebolla amarilla, tanto nacional como importada debe venderse a 80 centavos la libra y 1.76 dólares el kilo.

En 2006 se importó un total de 31,322 quintales de cebolla, de acuerdo con Aupsa, mientras que el año pasado se importó un total de 345,055 quintales de cebolla.

El nuevo ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama, convocó a una reunión urgente con todos los actores de la cadena de la cebolla, a fin de tomar las medidas necesarias, que garanticen el abastecimiento en el mercado nacional.

Valderrama aseguró que el problema es una “herencia de la administración anterior”, que se tendrá que resolver con prontitud y responsabilidad.

El promedio de consumo mensual de cebolla es de 51,000 quintales, mientas que la producción promedio nacional anual es de 300,000 quintales.

Augusto Jiménez, expresidente de la Asociación de Productores de Tierras Altas, dio a conocer que la administración de Juan Carlos Varela demoró más de un año sin hacer el análisis de los inventarios de cebolla y papa, lo que ha agravado un poco el problema, dado que no se tiene un estimado de cuánto existe en la actualidad.

Debido a eso, las autoridades realizarán el inventario físico nacional de los rubros de papa y cebolla, desde el 15 al 29 de julio.

Puedes leer: Bancos, afectados por regreso de Panamá a lista GAFI: Moody’s

Cifras de la Dirección Nacional Agrícola de Mida y la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), inidican que en 2006 el número de hectáreas sembradas eran de 1,187, en el 2011 sumaron 837 y en el 2018 sólo se alcanzó 484.

De igual manera, en 2006 se cosecharon 678, 041 quintales, en el 2011 fueron 492,400 y el año pasado 291,218. Mientras que la cantidad de productores ha pasado de 399 en 2006 a 270 en 2018, es decir 129 menos.

Debido a las importaciones desmedidas los productores han dejado de sembrar o se han cambiado a otro sector más rentable.

De acuerdo con Morales, aparte de la cebolla, otros rubros de alto consumo como la zanahoria, tomate, ají, pepino, ñame, zapallo y chayote han aumentado entre el 30% y 40%, producto de la sequía y aumento de las lluvias,