El gobierno y organismos de crédito presentaron nuevamente al sector cafetalero un programa de recaudación de deudas con períodos de gracia, para mantener las proyecciones de producción pese a los precios bajos del mercado internacional.

El programa llamado “Foncafé”, consta de 300 millones de lempiras (12.1 millones de dólares) administrados por el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) y colocados por medio de la Sociedad Administradora de Fondos de Garantía Recíproca (SA-FGR / Confianza).

El gerente de Confianza, Francisco Fortín, detalló que hasta ahora se han canalizado alrededor de 3,000 préstamos avalados en un 50% en igual cantidad de productores, por un monto cercano a 120 millones de lempiras.

“Inicialmente el gobierno creó este fondo con un patrimonio de 300 millones de lempiras, ya nos entregaron 100 millones el año pasado. Ya hemos dado 3,000 garantías con créditos promedio de 40,000 a 50,000 lempiras”, añadió.

Se calcula elevar hasta 4,800 millones de lempiras la cantidad de préstamos bajo este esquema donde los pequeños productores pueden acceder a fondos con un aval del 50%, informó.

La reunión se llevó a cabo en las instalaciones de la Asociación Hondureña de Productores de Café (Ahprocafé), donde el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, motivó a la dirigencia y caficultores a aprovechar estos fondos que ha dispuesto el gobierno.

Puedes leer: Crédito bancario aumenta 404 mdd en Honduras

Ebal Díaz dijo “que ya no pierdan sus fincas, ese es el primer beneficio. El segundo beneficio es que en la readecuación hemos alcanzado un acuerdo con los bancos que van a analizar caso por caso y también van a poner capital para fertilizar las fincas”.

“Necesitamos que las fincas se mantengan sanas y productivas para que no se caiga la producción nacional. Hemos estado en diez millones de quintales por año y necesitamos mantenerlo e incrementarlo a pesar de los precios malos del café”, externó el funcionario.

De acuerdo con Díaz, son cuatro los bancos que están apoyando al sector debido a su experiencia en créditos agrícolas. También anunció que en los próximos días presentarán un programa donde explicarán a los productores endeudados las opciones para readecuar los préstamos y hacer un mejor uso del dinero en la atención de las fincas.

En el ciclo actual cerca de 98,000 productores registraron cocecham de ellos se calcula que un 7% tiene problemas de deuda, manifestó el comisionado de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), Adonis Lavaire.

Con estas medidas “se está previniendo que el próximo año los caficultores abandonen las fincas. Si abandonan las fincas, entonces, tendríamos un problema serio, no solo en la caficultura, sino que en todas las áreas económicas del país”. En un escenario así “bajaría la masa monetaria y todo el consumo caería”, alertó Lavaire.