La vicepresidenta de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), Circe Almázar, informó a Listin Diario que el Ministerio de la Presidencia y el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) a través del viceministro de Pymes, convocó a los empresarios a una reunión para discutir el aumento salarial del 14% que fue aprobado la semana pasada.

La vicepresidenta de la AIRD informó que el encuentro se efectuaría fuera del Comité Nacional de Salarios (CNS) para llegar a una solución, aunque también aseguró que lo mejor hubiese sido debatirlo en el momento y ajustar en el momento, tomando en cuenta la reclasificación de las empresas con el apego a la Ley 187-17 sobre la Clasificación y Registro de las Mipymes.

Con respecto a la decisión de interpelar un Recurso de Amparo ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA), Almázar explicó que las asociaciones de pequeñas y medianas empresas entienden que es lo que procede, pero los industriales preferirán el diálogo.

“Entendemos que la forma en cómo se nos trató fue demasiado atropellante y se sale de las políticas, de la forma, de un procedimiento fluido y tripartito y de un diálogo que llegue a resultados positivos para que las partes consideren que salen de ahí con un ganar-ganar” aseguró.

Puedes leer: Lopesan inaugura hotel de lujo en Punta Cana

El vicepresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), César Dargam, aseguró que la última decisión del CNS no contó con el voto de los representantes del sector empleador. Sin embargo, el Comité podía tomar decisión con dos de las partes, por lo que “nuestra inconformidad va más allá del fondo, y tiene mucho que ver con la forma”.

El vicepresidente aseguró que se comunicará al Ministerio de Trabajo (como director del Comité) que su rol debe ser de mediador y facilitador y se debe actuar con imparcialidad.

“Después de conceder múltiples peticiones a los trabajadores, negó una solicitud de cuarto intermedio para consulta de los empleadores y forzó una decisión. A lo largo del proceso, sus declaraciones públicas no ayudaron” afirmó Dargam.

El presidente de la Confederación Dominicana de la Pequeña y Mediana Empresa (Codopyme), Issachart Burgos, expuso estar de acuerdo con el aumento, pero no con los umbrales que mantiene el Ministerio de Trabajo con la reclasificación de las empresas que establece la Ley 187-17.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), Rafael Abreu, declaró que los empresarios están siendo vistos como “miserables” porque los sindicalistas pidieron un aumento de 30% y luego de 25%, agregando que los empresarios pedían un 10% y se aprobó un 14%, por lo que la cifra decretada está más cerca de la solicitud de los segundos.