La Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA por sus siglas en inglés) se dispone a realizar un estudio para determinar cómo reactivar el puerto de la Unión Centroaméricana, ubicado en la bahía del departamento de La Unión.

A finales de junio, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), el comisionado presidencial para proyectos estratégicos, Luis Rodríguez, ye JICA firmaron una minuta con los puntos discutidos entre las partes, informó el JICA, señaló el periódico local La Prensa Gráfica.

Se planteó la elaboración de una estrategia para activar la terminal marítima. El puerto de La Unión lleva tres administraciones sin ser concesionado a un operador privado.

La infraestructura lleva una década con una operación mínima, y desde 2013 no recibe un solo contenedor pese a que fue construido para recibir ese tipo de carga.

Anteriormente se consideró la posibilidad de que fuera concesionado junto al puerto de Acajutla, sin embargo, en 2015 fracasó un intento de licitación porque ninguna empresa ofertó.

Puedes leer: AES y CMI invierten 64 mdd en energía limpia para El Salvador

En la pasada administración se dijo que el puerto podría ser utilizado para actividades de pesca, logística o turística, por ello se promovió un paquete de reformas a la ley de concesión que fue aprobada en 2011.

Sachiyo Yasunaga, representante del JICA en El Salvador, explico que “durante la discusión entre la misión de Japón y CEPA hablaron del contenido del estudio, cómo se va a reactivar el puerto, cómo se van a desarrollar las estrategias, pero el contenido en detalle está en consideración de Japón”.

Posterior a la firma, CEPA emitió un comunicado en el que dijo que el acuerdo con JICA incluía la revisión sobre los estudios existentes sobre el puerto. El último estudio que JICA donó a CEPA data de 2014 y en este se determinó que el canal de acceso de puerto se había azolvado casi a su elevación original y recomendó que se programaran dragados cada cierto tiempo.

Corea del Sur también elaboró un plan maestro de puertos y aeropuertos para CEPA durante la pasada administración.

Yasunaga añadió que el estudio que elaborarán tomará en cuenta las políticas previas y que este será una dada al país en calidad de cooperación no reembolsable, pero que algunos costos correrán por cuenta de CEPA.

El presidente de CEPA, Federico Anliker, aseguró durante la firma con JICA que “el proyecto del puerto de La Unión no será aislado sino que integrado a un plan de redes de puertos y aeropuertos”.

Luis Rodríguez ha declarado que si el puerto de La Unión se trabaja como un proyecto en solitario continuará como en los últimos nueve o 10 años, pero que se debe de planificar como una red de puertos.