El Salvador ha registrado una baja en exportaciones este año en comparación con las de 2018, sin embargo, la brecha se ha ido reduciendo, por lo que empresarios esperan cerrar el año con un repunte en las ventas o por lo menos recuperando los niveles del año pasado.

Hasta junio se exportó un total de 3,033.9 millones de dólares (mdd), 13.6 mdd menos respecto al mismo período de 2018, lo que implica una reducción interanual del 0.4 %, de acuerdo con el Banco Central de Reserva (BCR). Sin embargo, en abril la caída fue 3.5% con una reducción de ventas de 69.9 mdd.

La directora ejecutiva de Corporación de Exportadores de El Salvador (COEXPORT), Silvia Cuéllar,expuso a la prensa en un foro de iniciativas para incentivar al sector, la necesidad de apostar por los servicios.

De acuerdo con el BCR, la industria manufacturera, incluyendo maquila, cerró el semestre con un crecimiento interanual de -0.8%, debido a la reducción en las exportaciones de artículos de punto y ganchillo, prendas de vestir, excepto prendas de piel, elaboración de azúcar, fabricación de metales comunes, entre otros.

Puedes leer: Déficit comercial de El Salvador aumentó 8.9% de enero a junio

Cuéllar enfatizó en que “servicios no disminuye, servicios aumenta”.

“Es más, otro de los elementos que estamos considerando aquí es que al sector servicios le tenemos que dar una especial atención porque es una apuesta de país y en servicios”, añadió.

“Hablamos software, hablamos TIC, hablamos turismo, call centers, diseño, consultorías, logística, transporte, todo lo que es aéreo. Ni se diga operaciones financieras”, detalló.

Los problemas que generó la Declaración Única Centroamericana (DUCA), provocó la disminución en las cifras de ventas. De acuerdo con la COEXPORT, esto ha desplazado la entrega de varios productos.

Otro factor que se tomó en cuenta fue la crisis en Nicaragua, uno de los principales mercados para El Salvador, así como la reducción de pedidos en Estados Unidos, el principal socio comercial.

Estados Unidos importó de El Salvador 1,258.2 mdd en mercancías durante el primer semestre de 2019, es decir, 60.8 mdd, o 4.6%, menos en comparación con el mismo período de 2018.

De acuerdo con la COEXPORT, durante el gobierno anterior no hubo una “cultura exportadora” y la Unión Aduanera tiene el potencial de generar un crecimiento de entre 7% y 8% “de forma inmediata”.

El secretario de Comercio, Miguel Kattan, aseguró que se buscará quitar trabas y la duplicidad de trámites, lo que implicará sustituir leyes y reglamentos. También aseguró que El Salvador no está aprovechando su ventaja geográfica que tiene al estar cerca de las fronteras.

“No creo que estemos aprovechando el 22% de los tratados internacionales, creo que ni siquiera conocemos a ciencia cierta todas las oportunidades que hay en nuestro rango, nos hemos quedado en las industrias en las que históricamente hemos sido buenos, pero ser empresarios no es seguir siempre haciendo lo mismo, es atreverse a arriesgar”, comentó.

Paul Steiner, presidente de la Comisión Nacional de la Micro y la Pequeña Empresa (CONAMYPE), aseguró que hay que apostar por la industrialización del sector para que acceda a exportaciones con procesos más eficientes y así ofrezcan más rentabilidad.