Oliba es la nueva plataforma de pago electrónico desarrollada por costarricenses ideal para las pequeñas y medianas empresas (pymes) que promocionan sus productos a través de internet o redes sociales; quienes pretenden hacer más rápido, eficiente y menos caro el proceso de cobro a sus clientes.

La plataforma también está a disposición de los trabajadores independientes que quieran facilitarse a sus clientes el pago de servicios con tarjeta de crédito o débito. Pietro Sudasassi, co-director de Oliba, mencionó que esta alternativa se enmarca en la tendencia de facilitarle al usuario final el proceso de pago, para que pueda hacer realizar compras en internet de forma segura y sin la complejidad de tener que registrar un perfil, hacer las compras por una plataforma bancaria o la introducción de múltiples datos.

Javier Madrigal, colaborador de Oliba, indicó que hay que recordar que la venta online incluye a Whatsapp, Facebook o Instagram; que generalmente las pymes que promocionan sus productos, su método de pago es por transferencia bancaria o encuentro personal para recibir el dinero lo que puede afectar el cierre de venta al volver muy lento el cobro.

Sudasassi  explicó que a la fecha hay más de 30 mil empresas inscritas en el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), sumó que es un mercado amplio del cual un porcentaje alto se dedica a vender productos, por lo que Oliba busca ser un aliado en el proceso de digitalización de negocios para que sigan a la vanguardia de las tendencias globales.

Al respecto, Madrigal resaltó que los consumidores de Costa Rica ya están confiados de las transacciones por internet, puesto que ha incrementado el consumo de productos y servicios internacionales por medio de Amazon, Netflix y Spotify.

¿Cómo opera Oliba?

El vendedor o empresa debe crear un perfil para afiliarse a Oliba Pay, la primera conformación cuesta $99, después puede elegir un plan mensual de $20 o $45. Cuando hay un cliente interesado en comprar un producto, el vendedor ingresa los datos del comprador para que verifique la información del pedido y sea él quien marque los datos de la tarjeta y genere el pago.

El cobro solo es digital y se puede realizar con cualquier tarjeta de crédito o débito Visa o Mastercard. La liga se envía de manera sencilla por Whatsapp, Facebook, Messenger, entre otras.

Algunas ventajas de Oliba sobre el comercio electrónico (e-commerce)  tradicional, de acuerdo a los directivos son: el costo de afiliación es único, no es necesario tener un sitio web con carro de compra, los planes de pago mensuales son accesible a las necesidades, las transacciones son rápidas; ante un alto volumen de ventas, ahorra tiempo a los compradores; el proceso de afiliación se totaliza en 9 días; los cobros internacionales son igual de sencillos que a nivel local y elimina los papeleos innecesarios.

Puedes leer: Costa Rica lanza su primer laboratorio de innovación para agricultura