La agencia calificadora de riesgo Moody’s publicó su informe anual sobre Guatemala, en el que mantiene la calificación de riesgo crediticio del país en Ba1, con perspectiva estable.

Moody ́s indica que las principales fortalezas crediticias de Guatemala son gracias a un crecimiento económico estable; un bajo déficit fiscal debido a estrictos controles al gasto público y reducidos índices de endeudamiento público; así como de una demostrada resiliencia económica a eventos extraeconómicos.

El Ministerio de Finanzas expuso que “la perspectiva estable refleja que Moody’s considera que el crecimiento económico esperado a mediano plazo y el compromiso del gobierno con políticas fiscales y monetarias prudentes contribuirán a mantener la deuda pública cerca del nivel actual (24% del PIB)”

Además que mantener la calificación cerca del Grado de Inversión “es fundamental para preservar el acceso al mercado de capitales en condiciones favorables y transmitir señales de solvencia y calidad crediticia”, añadió.

Puedes leer: Guatemala aún no acepta ser un “tercer país seguro”

La calificadora indicó que una calificación más favorable es poco probable en el futuro inmediato, aunque puede ocurrir a la baja si existe erosión en la gestión fiscal, en la economía, en los indicadores sociales o se producen amenazas a la estabilidad política.

Un incremento en la calificación crediticia se produciría si se observa un incremento sustancial y sostenible en el crecimiento económico, así como una mejora significativa en el marco institucional del país y en sus indicadores de gobernanza, estableció Moody’s.

En una comunicación de enero último, la agencia consideró que la decisión de anular unilateralmente el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) era negativa para el crédito, pero no cambió la calificación.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala