Davivienda Costa Rica accedió a un préstamo de 35 millones de dólares (mdd) por parte de la Corporación Financiera Internacional (IFC) para emitir un bono verde que contribuya a financiar proyectos que incluyen edificios sostenibles, eficiencia energética y generación de energía renovable a pequeña escala.

Todos los proyectos financiados seguirán los estándares para préstamos verdes descritos en los Principios de bonos verdes publicados por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales en 2017.

“Nuestro préstamo a Davivienda aborda directamente el objetivo estratégico de IFC de aumentar la capacidad para un desarrollo ambientalmente inteligente y sostenible, al tiempo que ayuda al gobierno de Costa Rica a lograr su objetivo de convertirse en un país carbono neutral en 2021”, señaló Luc Grillet, Gerente Senior para América Central y el Caribe de la IFC.

IFC proporcionará financiamiento a un largo plazo mayor del actualmente disponible en los mercados financieros locales, a la vez que se desempeñará como inversionista ancla y contribuirá a la movilización de recursos en la emisión de bonos verdes en los términos comerciales establecidos por inversionistas institucionales y privados.

Por su parte, Federico Chaves, Director de Finanzas de Davivienda Costa Rica, señaló que el préstamo es para proyectos verdes que incluyen edificios sostenibles, eficiencia energética y generación de energía renovable.

“En Davivienda Costa Rica queremos ser líderes en financiamiento verde para el sector privado. Continuaremos trabajando e innovando para ser un líder entre los bancos privados en el financiamiento verde en Costa Rica”, agregó.

Puedes leer: El sector franquicias no es rentable en Costa Rica por su economía