El Gobierno de El Salvador denunció este martes que la cuenta en Twitter del ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, fue pirateada por desconocidos que publicaron “mensajes amenazantes” e información personal.

“En la cuenta del funcionario se publicaron mensajes amenazantes con detalles de ubicación de sus dispositivos de conexión a internet, lo cual representa una grave amenaza a su seguridad”, señaló el Ejecutivo de Nayib Bukele en un comunicado.

Uno de los mensajes atribuidos a los piratas cibernéticos detallaban datos de ubicación de Rivas y su número de teléfono móvil.

“Tienen su ubicación, mátenlo”, rezaba uno de los trinos, que posteriormente fue borrado junto a otros mensajes en los que se acusaba al ministro de Seguridad de “corrupto”.

El Gobierno señaló que Bukele ordenó a la Policía Nacional Civil (PNC) investigar el caso y solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) “abrir un expediente para indagar esta grave violación”.

Bukele reacción desde su cuenta de Twitter y sostuvo que “el nivel de sofisticación” indica que “nos enfrentamos ante una organización criminal internacional”, sin entrar en detalles.

El Ejecutivo de Bukele, que asumió el poder el pasado 1 de junio, ha centrado su estrategia de comunicación la referida red social con la publicación de ordenes directas y respuestas de los funcionarios.

Rivas encabeza un plan de control territorial lanzado el pasado 20 de junio, con el que el Gobierno pretende cortar las fuentes de financiación de las pandillas y disputarles el reclutamiento de jóvenes.

El Gobierno pidió recientemente al Congreso 91 millones de dólares para proyectos de educación, salud, empleo, becas, deporte, arte, agua potable y vivienda, que ejecutará la dirección de la Unidad de Reconstrucción de Tejido Social en comunidades con presencia de pandillas.

Las autoridades de El Salvador responsabilizan a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias de los altos índices de homicidios, de entre 103 y 50.3 por cada 100,000 habitantes entre 2015 y 2018, cifras que ponen a la nación como una de las más violentas del mundo.

Puedes leer: Maduro tiene poco tiempo para dejar el poder, advierte EU