La revocación unilateral del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta) y su acuerdo con Panamá tendría un impacto negativo para la región, advirtió el estudio “El futuro de Centroamérica: Retos para un desarrollo sostenible”, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el estudio se estima que la región tendría una contratación acumulada para el 2030 de 6% en el Producto Interno Bruto (PIB) producto de la disminución del comercio con Estados Unidos.

El mercado laboral también se vería perjudicado con una potencial pérdida de unos 100,000 empleos. El impacto sería negativo si la decisión la toma Estados Unidos, pero las pérdidas serían aún mayores si lo decide la región. Este escenario sería más perjudicial, subraya el estudio.

Puedes leer: Niños migrantes, vulnerables a trata y violencia sexual: Unicef

“Los países que experimentarían un mayor impacto negativo serían Panamá y Costa Rica, dados sus fuertes lazos comerciales con Estados Unidos”, expone el estudio.

“Por su parte, la pérdida potencial de puestos de empleo aumentaría a casi 1.8 millones de trabajos. Caso similar a los escenarios anteriores, Panamá y Costa Rica sufrirían las mayores repercusiones con reducciones anuales en su crecimiento de 1.3 y 1.9 puntos porcentuales y con una reducción sustancial en sus flujos de IED”, detalla.

EL documento recomienda que los países de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (CAPRD) fortalezcan sus lazos comerciales para contrarrestar una posible revocación del DR-Cafta.