La Sociedad de Ahorro y Crédito Credicomer realizó su segunda emisión de papel bursátil por 20 millones de dólares (mdd) para un período de 10 años de los que ya se han realizado tres tramos que suman 3.2 mdd con una tasa de interés de 6% y con un plazo de 545 a 731 días.

De acuerdo con el gerente general de Credicomer, Roger Aviles, la cotización en bolsa les permite contar con alternativas de corto y mediano plazo bajo un programa flexible que se puede ajustar a los diversos montos de financiamiento que benefician directamente a los cientes.

La emisión fue realizada por la casa corredora SGB, financiera que atiende a más de 45,000 clientes, en su mayoría pequeños y medianos empresarios, de los segmentos formal e informal que podrán contar con fondos para capital semilla y mejoramiento de sus negocios

Credicomer busca que con el dinero obtenido con el fondeo bursátil se pueda trabajar en la consolidación y la expansión de sus operaciones.

Uno de sus principales proyectos de Credicomer es seguir desarrollando su estrategia digital que les permita ser parte de las “fintech” que están surgiendo en la región.

Para el cierre del 2019 la entidad financiera espera haber colocado 6 mdd de los 20 mdd que están disponibles para un plazo de 10 años.

Aviles aseguró que durante la primera emisión de papel bursátil que la firma desarrolló entre 2013 y 2015 logró una colocación aproximada de 16 mdd.

Puedes leer: El Salvador coloca bonos por 1,097 mdd para presupuesto y pago de deuda

El gerente general declaró “estamos creciendo 40% de un año para el otro, y vamos a necesitar una fuente de fondeo”.

De acuerdo con el directivo, la cartera de préstamos pasó de 48 mdd en junio de 2017 a 68 mdd en junio de 2019. También los depósitos crecieron, pasando de 52 mdd en 2017 a 61 mddd en 2018.

Las utilidades han crecido 12% y estos resultados han redundado en buenas calificaciones, añadió.

“Hemos pasado de BBB+ a A- sin ningún tipo de garantía y hemos pasado de A- a A+ cuando los títulos tienen garantía hipotecaria”, detalló Avilez.

Los papeles bursátiles son un mecanismo de financiamiento dentro de la Bolsa de Valores de El Salvador (BVES) que lleva más de 10 años de vigencia, informó Rolando Duarte, presidente de la entidad.

Durante todo el período de vigencia se han colocado 672 mdd en papeles bursátiles.

Se trata de instrumentos de amplia flexibilidad “ya que los montos totales de emisión autorizada se renuevan al finalizar el plazo de vencimiento y después de que se hayan cancelado los tramos correspondientes”, explicó Valentín Arrieta, gerente general de la BVES.