En días pasados, el gobierno de Guatemala decidió firmar con Estados Unidos un acuerdo de tercer país seguro, que ha sido criticado por la población en general y la Corte de Constitucionalidad.

Pero ¿qué significa serlo? y ¿por qué ha generado tanta controversia en países como México y Guatemala? Aquí te explicamos en qué consiste está figura de asilo y la forma para poder acceder a este.

A) ¿Qué es un tercer país seguro?

El concepto de “país seguro” es utilizado para denominar a aquellas naciones en las que los refugiados pueden disfrutar de asilo sin ningún peligro, esto de acuerdo con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR, por sus siglas en inglés).

El término establece que los solicitantes de asilo podrían ser devueltos a los países que cuenten con el estatus de “país seguro”, en donde no está en peligro su seguridad.

La noción se planteó formalmente en la Conferencia Diplomática sobre Asilo Territorial de 1977.

De acuerdo con la UNHCR, la aplicación del concepto de “país seguro” puede darse en dos situaciones, país de origen seguro y país de asilo seguro.

País de origen seguro

La aplicación del concepto de país seguro en relación con los países de origen establece que los ciudadanos de las naciones designadas como seguras sean excluidos automáticamente de obtener el estatus de asilo o de refugiado en los países receptores.

País de asilo seguro

En este uso del concepto, los solicitantes de asilo o refugiados pueden ser devueltos a los países donde han solicitado o podrían haber solicitado asilo y donde no se pondría en peligro su seguridad, ya sea en ese país o mediante el retorno a ese lugar.

B) ¿Qué se necesita para obtener asilo en otro país?

En primera instancia, de acuerdo con el ACNUR, un refugiado es aquella persona que “debido a temores fundados de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país; o que, careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera regresar a él”.

El ACNUR establece esta serie de pasos necesarios para solicitar asilo en Estados Unidos:

–  Preparar una declaración: explicar a detalle las razones por las cuales se marchó de su país.

Llenar la solicitud para el asilo y la retención de expulsión: Datos personales y preguntas para conocer su circunstancia.

Obtener información sobre su país: Información general sobre la situación de derechos humanos en su país.

Tomar una foto para su carné: Tiene que mandar una foto junto con su solicitud de asilo.

– Enviar la solicitud y los documentos: Debe enviar la solicitud llenada correctamente.

Aunado a los pasos anteriores, una vez estando en suelo estadounidense tendrán que pasar una entrevista en donde expongan sus argumentos para ganar un caso de asilo y posteriormente van a ser dirigidos con un juez de inmigración para mostrar pruebas creíbles y testificar, cabe mencionar que a muy poca gente le conceden el asilo.

Debido a la ley que entró en vigor el pasado 16 de julio de 2019, impulsada por el presidente Trump, todos los migrantes que soliciten asilo y que hayan llegado al país desde la frontera sur de Estados Unidos serán rechazados, excepto en dos excepciones.

En primera instancia, se aceptará la petición de asilo a aquellos migrantes que puedan demostrar que pidieron asilo en al menos un tercer país por el que hayan pasado (tercer país seguro), y que dicha solicitud haya sido rechazada. Y el segundo caso en que se aceptará el asilo es cuando los migrantes puedan probar que han sido víctimas de una forma severa de tráfico humano.

C) Condiciones para ser un tercer país seguro

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), establece que las condiciones que debe proveer un tercer país seguro son:

– Los refugiados pueden entrar y permanecer ahí.

– Principio de no devolución (deportación) y reciben un trato de acuerdo con las normas humanas básicas.

– No están sujetos a persecución o amenazas a la seguridad y libertad.

– Tienen acceso a una solución duradera.

– Derecho a la reunificación familiar.

El ACNUR establece que un país sólo puede transferir la responsabilidad de acogida a otro país seguro si ambos cuentan con sistemas de asilo que cumplen con los mismos estándares.

Cada Estado tienen la responsabilidad de examinar las reclamaciones de refugiados que se le presentan, los acuerdos de “carga compartida” que permiten la readmisión y la determinación del estatus en otros lugares son razonables, siempre y cuando garanticen la protección de los refugiados y soluciones a sus problemas, añade.