Alexander Ardón, narcotraficante y exalcalde de El Paraíso, Copán, informó a fiscales de Estados Unidos que fue el responsable de financiar las últimas tres campañas del Partido Nacional de Honduras.

La Fiscalía de Estados Unidos lo acusó de tres cargos, nombrándolo en enero de este año como un “traficante de drogas a gran escala”. Ahora, las declaraciones de Ardón serán utilizadas como pruebas en el juicio que enfrenta por narcotráfico el exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

En el documento planteado por la Fiscalía de Nueva York, explica que Ardón realizó una serie de operaciones junto a Tony para el tráfico de drogas; en las que Hernández alquiló helicópteros para transportar droga a cambio de pagos de entre 20,000 millones de dólares (mdd) y 50, 000 mdd.

De acuerdo a El Heraldo, Ardón aseguró a los fiscales de Manhattan, haber costeado las campañas políticas del presidente Juan Orlando Hernández y el exmandatario, Porfirio “Pepe” Lobo Sosa.

El documento expuso que el acusado y sus co-conspiradores financiaron las campañas de los candidatos de dicho partido, incluidas las elecciones presidenciales en 2009 y 2013. Asimismo, resaltó que Ardón prometió dar a Lobo Sosa 2 mdd y otro apoyo, a cambio de que le brindara protección contra fiscales y agentes de la ley que pudieran indagar sobre los actos del narcotráfico.

Además, el documento refiere que Ardón gastó alrededor de 1.5 mdd en ingresos de drogas, para asistir la campaña presidencial de Juan Orlando Hernández; incorporando pagos de sobornos en efectivo a otros funcionarios y dando obsequios y favores a los políticos locales.

Los documentos apuntan que la riqueza y el poder de los dos acusados les hacían creer que podían trabajar con total liberación. De hecho, en una ocasión los dos instruyeron a Sosa a desplegar un operativo militar en el occidente del país porque un narco de Guatemala estaba usando sus rutas.

Aunado al narco, ambos estuvieron involucrados en asesinatos. El primero fue en el 2011, Ardón le había mencionado  a Tony que estaban teniendo problemas con el acceso a las fronteras con Guatemala con otro narcotraficante, por lo que debía ser asesinado. La víctima fue asesinada en julio de 2011, casi un mes después de acordar el acto.

El segundo asesinato fue en el 2013 a un trabajador que fue arrestado y luego ultimado por sicarios de Tony, debido a que sabía mucho acerca de operaciones con el narcotráfico.

Alexander Ardón y Hugo Ardón Soriano, conformaron el llamado “Cartel de los hermanos AA” que controló las rutas del tráfico de cocaína en los departamentos de Copán y Ocotepeque.

Hace cuatro años, ambos se estregaron a las fuerzas de seguridad de Honduras, tras un acuerdo con autoridades norteamericanas.Los términos de su detención fueron negociados con agentes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA).

Puedes leer: Exigen la salida del presidente Juan Orlando Hernández por vínculo con el narcotráfico