El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió a Mel Zelaya, Salvador Nasralla y Luis Zelaya que dejen a un lado su agenda de crimen organizado que están llevando a cabo, además de que deben pedir perdón al país.

El mandatario señaló que en la actualidad se vive en Honduras un intento de asalto al poder por parte de los narcotraficantes que se han visto afectados por las decisiones de su gobierno.

“Estos narcotraficantes están confabulados con políticos de Honduras que sí se ha demostrado que cuando estuvieron en el poder nunca hicieron nada para combatirlos”, agregó.

Hernández señaló que los narcotraficantes están confabulados con políticos en Honduras, debido a que sí se ha demostrado que cuando estuvieron en el poder nunca hicieron nada para combatir al crimen.

“Otros políticos inescrupulosos que quieren aprovechar la coyuntura para lograr sus fines a toda costa y que además nunca los escuché abrir la boca para siquiera señalar este mundo criminal”, sostuvo en su mensaje.

Y sobre las notas sobre su relación con el narcotráfico, el presidente hondureño señaló que no permitió entrada de dinero ilícito a su movimiento político. “Cuando nosotros aprobamos la extradición enviamos un mensaje a todo mundo. Dijimos con claridad: que no se nos acerque nadie, ni correligionarios, ni parientes, ni amigos, ni ningún hondureño cuando se trate de estar en contra de lo que dice la ley”, añadió.

Puedes leer: Caña de azúcar genera empleos en Honduras