Por Eddy Coronado

Los agentes federales se presentaron a siete plantas procesadoras de alimentos para buscar trabajadores indocumentados.

El periódico local Clarion Ledger dijo que los operativos comenzaron el lunes.

Las autoridades llenaron tres autobuses, dos con hombres y uno con mujeres, en la planta Koch Foods Inc, ubicada en Morton, a 64 kilómetros de Jackson, la capital, según los medios locales.

Matthew Albence, director interino de ICE, dijo que los allanamientos federales fueron ejecutados por agentes especiales en múltiples ubicaciones, en el operativo más grande que se desarrolla en un solo estado.

“No puedo divulgar ubicaciones, pero puedo decirles que estamos haciendo varios sitios simultáneos en todo Mississippi”, dijo la portavoz del departamento de Seguridad Nacional, Lindsay Williams a la cadena internacional Telemundo.

El Clarion Ledger reportó que alrededor de 600 agentes rodearon las plantas para evitar que los empleados huyeran. El procesamiento será por violación a leyes migratorias.

Las localidades de Bay Springs, Cartago, Canton, Morton, Pelahatchie y Sebastapol fueron escenarios de las redadas.

Citando a la agencia AP, Univisión reportó que los agentes se instalaron en un hangar militar de la localidad de Flowood.

“Déjenlos ir, déjenlos ir”, gritaban unos 70 familiares y amigos al momento de despedirse de los detenidos.

Bryan Cox, director de comunicaciones de la región sur para el ICE, dijo a Univision que “agentes especiales de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y de ICE estaban ejecutando órdenes de registro federales este miércoles en múltiples ubicaciones en todo el estado de Mississippi como parte de una operación coordinada con la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Mississippi”.

Estas son acciones de la ofensiva de presidente Donald Trump contra la migración indocumentada.

Las redadas ocurren el mismo día en que Trump visita la ciudad de El Paso, al sur de Texas, donde un pistolero mató a 22 personas el sábado tras publicar en línea un “manifiesto” racista en el que habla de combatir la “invasión” de hispanos en el país.

“Agentes Especiales ejecutaron órdenes de arresto administrativas y criminales que resultaron en la detención de cerca de 680 extranjeros ilegales”, dijo en conferencia de prensa Mike Hurst, fiscal del distrito sur de Misisipi. “Tienen que respetar nuestras leyes, tienen que venir aquí legalmente o no venir para nada”, añadió.

Según Albence, el operativo fue el resultado de una investigación de un año.

Agregó que los niños cuyos padres vayan a prisión serán reubicados, en la mayoría de los casos con otros miembros de su familia.

Algunos de los inmigrantes serán liberados con monitores electrónicos en el tobillo mientras revisan sus casos con un juez.

Trump visitó este miércoles las ciudades de Dayton, Ohio, y El Paso, Texas, para consolar a las víctimas de dos tiroteos masivos ocurridos el fin de semana, en medio de protestas que denuncian su retórica antiinmigración y lo acusan de atizar la violencia.

En junio, Trump dijo en un tuit que iba a deportar a “millones de extranjeros ilegales”.

Puedes leer: Pese a la masacre de El Paso, Texas permitirá pistolas en iglesias y terrenos escolares

*En alianza con Prensa Libre