Una red de traficantes y distribuidores de droga conformada por hondureños fue desmantelada en San Francisco, California, Estados Unidos.

El operativo fue liderado por agentes federales en conjunto con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), en él se logró la captura de 32 personas que participaban en acciones de narcomenudeo en varias zonas de California.

De acuerdo con el medio Univisión, el fiscal federal para el Distrito Norte de California, David L. Anderson, anunció se logró el arresto de 32 personas que enfrentan cargos de conspiración (a nivel local e internacional) por la venta de heroína, cocaína, metanfetaminas y fentanilo en el barrio Tenderloin.

A pesar de que la mayoría de los detenidos sea de origen hondureño, el mandatario descartó que se tratase de persecución contra migrantes, “esto no es una iniciativa migratoria. Esto no es una iniciativa de deportaciones. Esto es una iniciativa de seguridad pública”, aseguró Anderson.

Por su parte, el departamento de policía de San Francisco señaló que agradecen la colaboración federan en un foco de criminalidad como el Tenderloin, pero que “no apoya ni apoyará en ninguna operación o redada de inmigración” en la ciudad.

Puedes leer: Van 82 fallecidos por brote de dengue en Honduras

Las autoridades federales detallaron que los capturados conformaban una célula encargada de la distribución, la renta de viviendas para el trasiego de estupefacientes.

La red se extendía a lo largo del área de la Bahía, otras ciudades de California, el estado de Washington e incluso zonas de México

De acuerdo con el caso federal, entre el 4 de marzo y el 26 de julio de 2019, Eduardo Alfonso Viera Chirinos, alias “Rojo”, quien es señalado como otro de los principales líderes en esta trama criminal, encabezó junto con otros de sus familiares, una red de trasiego que tenía origen en México.

Hasta el momento se desconoce el número exacto de hondureños detenidos en este operativo de seguridad.