Uber en Colombia sufrió un revés, luego de que la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia (SIC) le impuso una multa de 2,128 millones de pesos (unos 620,500 dólares) debido a que obstruyo una “visita administrativa” de esa entidad a sus instalaciones el 13 de octubre de 2017.

En la resolución 34942 de 2019, también se anunció la sanción a tres personas naturales quienes colaboraron y ejecutaron la obstrucción de la mencionada visita administrativa y el incumplimiento de las órdenes e instrucciones impartidas por la Superintendencia.

Esas personas, agregó la SIC, dieron “declaraciones evasivas e incompletas con respecto a sus cargos y funciones dentro de la compañía, así como sobre su conocimiento respecto a la estructura corporativa de Uber Colombia”.

En un comunicado, el organismo señaló que Uber “con su conducta obstruyó una visita administrativa que se adelantó el 13 de octubre de 2017 en las instalaciones de dicha compañía y que, además, incumplió órdenes e instrucciones dadas por la autoridad”.

Puedes leer: