El Fondo Monetario Internacional recomendó a Panamá aumentar la edad y las cuotas de las jubilaciones y reducir los montos de las pensiones, de acuerdo con una nota del periódico local La Estrella de Panamá.

De acuerdo con el rotativo, un informe del Departamento de Finanzas Públicas del FMI recomienda aumentar la edad de jubilación para hombres y mujeres a 65 años, a partir de 2018, en etapas de 6 meses por año. Y, después, paulatinamente aumentar la edad hasta la edad de 70 años.

Además, el organismo establece que postergar y ralentizar los aumentos conllevará costos fiscales.

El FMI aseguró que las edades de jubilación son bajas en comparación con el resto del mundo e implican largos periodos de recepción de beneficios. Las edades de jubilaciones en el país son de 62 y 57 años para hombres y mujeres, respectivamente.

En la semana del 17 al 23 de julio de 2019, el FMI sostuvo una visita de trabajo en Panamá.

“Si bien Panamá permanece entre las economías más dinámicas de América Latina, la recuperación económica ha sido más lenta que lo que se anticipaba. El PIB real creció a una tasa anual de 3.1% en el primer trimestre de 2019 (comparado con el 4% en el mismo período el año pasado), debido a un debilitamiento en los sectores de construcción y servicios. Los datos más recientes apuntan a una recuperación pausada, lo que nos ha llevado a revisar a la baja nuestra proyección de crecimiento para 2019 a 5 por ciento (contra el 6 por ciento que se había estimado durante nuestra visita al país en febrero de este año)”, Alejandro Santos, jefe de división en el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.