Enviado Especial

Honduras.- El mes próximo comenzará la construcción de una zona de facilitación en Puerto Cortés, ubicada en la costa Caribe de Honduras. Esta área, que es similar a un estacionamiento, evitará que los vehículos estén esperando su turno afuera del recinto logístico.

Estará terminada dentro de un año y requerirá una inversión de aproximadamente 7.1 millones de dólares (mdd), ejercidos de manera conjunta por parte de Operadora Portuaria Centroamericana (OPC, alrededor de 3 mdd) y Empresa Nacional Portuaria (ENP, 4.1 mdd).

Ocupará un superficie de seis hectáreas y su tecnología permitirá, mediante reconocimiento facial y huella digital, identificar a los choferes que entren. Además, con el uso de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) será posible leer los números de los contenedores, al igual que la placa del chasis y del camión. De este modo se agilizará el ingreso de los vehículos.

La zona de facilitación tendrá una cafetería, al igual que pantallas que indicarán el tiempo que le resta a los vehículos para entrar. Está previsto que próximamente haya una aplicación móvil que dé estos indicadores a los conductores.

“Esto genera eficiencia, pero sobre todo seguridad”, dijo Mariano Turnes, director General de OPC.

Desde febrero de 2014, Puerto Cortés, está a cargo de OPC, una subsidiaria de International Container Terminal Services Inc. (ICTSI), empresa global con sede en Manila, Filipinas, que tiene presencia en seis continentes y 19 países, con 32 terminales.

A lo largo de este lustro, la compañía ha invertido más de 250 millones de dólares (mdd) en este centro logístico, integrado por una asociación público-privada ganada mediante una licitación. Este monto es parte de una inversión comprometida de 624 mdd en tecnología e infraestructura.

El año pasado, Puerto Cortés registró un movimiento de 670,979 TEUS (contenedores de 20 pies), hecho que lo colocó en la posición 24 del “Informe de la actividad portuaria de América Latina y el Caribe 2018”, el cual en su más reciente edición anual analizó 31 países y 118 puertos y zonas portuarias de la región. En comparación con 2017, esta instalación logística registró un crecimiento de 4.47%.

A nivel Centroamérica, los primeros sitios fueron ocupados por Colón, en Panamá (el número 1 del reporte, con 4,324,478 TEUS), Panamá Pacífico, en Panamá (posición 5 y 2,520,587 TEUS), Limón-Moín, en Costa Rica (lugar 15 y  1,187,760), explica el documento, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Al hablar de los logros de los últimos años, de acuerdo con OPC, el puerto pasó de 19 movimientos por hora hace cinco años a más de 45 en promedio. Además, ha bajado el tiempo total de atención por camión dentro de la terminal de dos horas en 2013, a menos de 40 minutos por camión el año pasado, incluyendo los tiempos de demora por procesos ajenos a OPC.

Puedes leer: BCH reconoce menor dinamismo económico en Honduras