La empresa Panasonic en Costa Rica fortalece su producción y distribución de pilas y baterías para diversos países de América, se planea una inversión de al menos 2 millones de dólares (mdd) en una nueva línea de producción que espera funcionar el siguiente año y con la cual aumentará un 50% la capacidad productiva de la planta, anunció la empresa.

Al fortalecer su producción se generarían al menos 20 puestos de trabajo.

La producción se ve fortalecida luego de la recuperación después de enfrentar un déficit en el segundo semestre de 2018.

De acuerdo con el Índice Mensual de Actividad Económica, la manufactura terminó en diciembre con una variación interanual menor al 2%, pero se recupera levemente en lo que va del 2019, y tuvo un crecimiento del 2.4%.

La industria manufacturera mostró dinamismo con respecto a las inversiones; además de Panasonic, otras compañías ejecutaron recientemente importantes inversiones en sus plantas de producción en Costa Rica.

Entre las empresas que aumentaron su inversión están: Florida Ice & Farm (Fifco), con 15 mdd y Easton con 2.3 mdd.

Panasonic forma parte de un grupo de empresas que tienen como prioridad el territorio costarricense a pesar de la incertidumbre económica.

El presidente de Panasonic en Centroamérica, Nobuti Nakanishi, le explicó al medio El Financiero que la ubicación geográfica y el equipo humano son dos factores que hacen que Costa Rica conserve su atractivo para la firma japonesa.

Puedes leer: Costa Rica gana 5.6 mdd para los 15 territorios del Tren Eléctrico

Hasta el año pasado, la empresa tenía un equipo en el país ligado al posicionamiento y comercialización de otros productos que no eran baterías y pilas, por ejemplo: refrigeradores, aires acondicionados, lavadoras y paneles solares, ahora, dichas funciones son atendidas desde Panamá.

Panasonic tiene presencia en Costa Rica desde hace 52 años, pero fue hace 31 años que inició la producción y distribución de pilas y baterías.

En la actualidad, un 42% de la producción que tiene la empresa en Costa Rica se destina para el mercado local, mientras que el 68% ese exporta a Centroamérica, México, Panamá, Estados Unidos, el Caribe y Suramérica.

Las ventas de pilas y baterías crecieron 22% entre 2017 y 2018, mientras que este año se espera un incremento del 10%.

Con la nueva inversión, la línea de producción que entraría en operación en 2020 sería la de pilas AAA, las más utilizadas por dispositivos electrónicos pequeños.

La empresa logró reducir en 30% el plástico utilizado en los empaques de sus pilas, también busca obtener la Carbono Neutralidad.