La construcción del cuarto puente sobre el Canal de panamá fue suspendida, por lo menos en lo que resta de 2019.

El director de Presupuesto del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Carlos Gonzáles, informó que el financiamiento formal de la obra se cayó, por lo que este año el proyecto no avanzará.

Además del financiamiento, han existido atrasos en la planificación, indicó González durante su comparecencia en la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional.

El MEF había solicitado a la Comisión de Presupuesto un traslado de partidas por la suma de 39 millones de dólares (mdd) a favor del Ministerio de Desarrollo Agropecuario.

El ministro de MEF, Héctor Alexander, indicó que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) deberá desarrollar un cronograma para el desarrollo del proyecto.

El MOP aclaró en un comunicado que la programación del cuarto puente sobre el Canal no tenía previsto avanzar en la forma en que se asignaron las partidas, no obstante, la entidad recalcó que el puente se va construir.

La diputada y vicepresidenta de la Comisión de Presupuesto, Yanibel Ábrego, indicó que solicitará al MEF y al MOP elaborar un informe de la situación.

A finales del pasado mes de junio, el ministro del MOP, Rafael Sabonge, informó de que buscaban conseguir un “préstamo interino” para la construcción del proyecto y cuando el puente esté construido, darlo en concesión a la estatal Empresa Nacional Autopista (ENA).

Puedes leer: Nuevo corporativo panameño de 100 mdd captará inversión extranjera

El pasado 2 de mayo, a tres días de las elecciones generales, el entonces presidente de la República, Juan Carlos Varela, dio inicio a los trabajos de la obra, cuya construcción realiza el consorcio China Communications Construction Compay Ltd. y China Harbour Engineering Company Ltd., por un costo de 1,420 mdd.

El gobierno de Varela incluso dio un adelanto de 67 mdd para iniciar la construcción.

Los trabajos quedan suspendidos en medio de la decisión del gobierno de Laurentino Cortizo de ‘enfriar’ las relaciones de Panamá con China.

Pero no será la única obra que quedará suspendida. La segunda fase del proyecto denominado corredor de las playas también sufrirá la misma suerte, ante la falta de fondos.