Pedro Arias Dávila, gobernador y capitán general de Castilla de Oro, decretó la fundación de la Ciudad de Panamá el 15 de agosto de 1519. En aquel entonces, la naciente ciudad sirvió de punto partida para expediciones continentales y su el comercio de oro proveniente de Perú potenció su importancia y desarrollo estratégico. Desde entonces, la vocación comercial de Panamá se ha fortalecido a través de los siglos.

Como un tesoro bien guardado, Panamá alberga al mismo tiempo tres vertientes arquitectónicas que la hacen una ciudad sincrética y maravillosa; la colombina, la colonial y la moderna. Incluso conserva una joya del Patrimonio Cultural de la Humanidad bajo los estándares de la UNESCO, el Conjunto Monumental de Panamá Viejo.

Panamá cuenta con una relevancia geopolítica especial, a lo largo de 82 kilómetros se extiende una de las obras de ingeniería más importantes del siglo XX, el Canal que en un recorrido de entre ocho y diez horas impulsa la expansión económica inter e intracontinental.

A 500 años de su fundación, Panamá enfrenta los retos comunes de la región; desigualdad, pobreza, desempleo, hacinamiento. Y, en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Canal juega un papel sumamente determinante.

Desde 2018 las operaciones comerciales interoceánicas han bajado su intensidad; sin embargo, países como Corea y Japón han generado un dinamismo importante para el comercio global.

Con más del 4% del comercio mundial transitado por el istmo panameño, en medio de la inestabilidad comercial generada por la política exterior impositiva de los Estados Unidos hacia China, Panamá busca restaurar las relaciones comerciales con sus socios estratégicos regionales, como Colombia.

En la víspera del aniversario de su fundación, la autoridad comercial panameña ha lanzado un importante desafío al anunciar que continuará permitiendo el paso a los buques provenientes de Venezuela, sin importar que haya una un incremento de las sanciones y restricciones estadounidenses.

Asimismo, el desarrollo de Panamá ha despertado un interés particular en sectores como el fintech en el marco de la reciente aprobación de una ley que permite el uso de Blockchain para licitaciones públicas en Panamá.

Es un hecho que este tipo de avances se irán consolidando y acrecentando conforme el sector empresarial de la región asimile la incorporación de los cambios tecnológicos.

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ArleneRU

Linkedin: Arlene Ramírez-Uresti

Google+: Arlene Ramírez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.