Por Eddy Coronado

Para el Tribunal Décimo Tercero Penal, no se pudo acreditar la participación ni la intencionalidad de José Manuel Morales Marroquín ni de Samuel Everardo Morales Cabrera, hijo y hermano del presidente Jimmy Morales, en las irregularidades de los eventos del Registro General de la Propiedad.

De esta forma, el Tribunal absuelve a los familiares del presidente Morales, para quienes la fiscalía del Ministerio Público solicitaba 8 y 11 años de prisión respectivamente.

El Tribunal explicó que “no se demuestra ninguna intencionalidad” del acusado José Manuel Morales Marroquín “ni beneficio económico” en relación al fraude en forma continuada. Asimos, indicó que tampoco se acreditó la intencionalidad de Sammy Morales por defraudar al Estado.

Los fiscales del MP, los señalaba de simular un evento de compra de alimentos que en realidad fue utilizado para adquirir canastas navideñas para empleados del Registro General de la Propiedad (RGP).

Según el MP, las canastas entregadas a los trabajadores tenían 11 productos y fueron cotizadas en Q159.50. Sin embargo, el RGP pagó Q269 mil 933 a través de tres facturas por 564 canastas, por lo que cada una costó Q478.60, más de tres veces el precio comercial.

*En alianza con Prensa Libre