Para el secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), Narciso Casado, el principal reto de las empresas latinoamericanas es la baja productividad.

Casado tiene claro que las principales causas son el fuerte peso de la economía informal, el pequeño tamaño de la empresa, las barreras no arancelarias, o el limitado desarrollo de los mercados financieros.

“La productividad no sólo afecta de forma específica a ciertos sectores económicos sino al conjunto del tejido productivo. Pero no menos importante es el escaso grado de integración regional alcanzado en Sudamérica”, dice el empresario de origen español.

El empresario también considera que los principales obstáculos a los que se enfrentan los empresarios y sus organizaciones son la existencia de barreras de entrada en los países de la región, fundamentalmente en forma de permisos y licencias. “Su eliminación conllevaría una mejor asignación del capital de las empresas y un incremento de la productividad de éstas”, señala.

La institucionalidad debe mejorar en Latam

El secretario permanente del CEIB sostiene que hay que reforzar la institucionalidad en América Latina para garantizar seguridad jurídica a los inversores.

“En un momento como el actual, caracterizado por la creciente rivalidad entre grandes bloques económicos, los países de la región deberían realizar un mayor esfuerzo en integrar sus economías para impulsar el comercio y las inversiones intrarregionales, facilitar la integración del tejido productivo local en las cadenas de valor globales”, señala.

Además, el comercio intrarregional en Iberoamérica es muy escaso, sólo asciende a un 16%, mientras que el de la UE asciende al 64%. “Es en estos temas donde las organizaciones empresariales juegan un papel determinante, al actuar como vehículo estratégico para el sector empresarial, sirviendo como plataforma instrumental a la hora de encaminar el debate político hacia la necesidad del comercio intrarregional y promoviendo un nuevo pacto latinoamericano por la productividad”, explica.

Importancia del CIEB

En 2015 durante la Cumbre Iberoamericana de Veracruz, México se creó el Consejo de Empresarios Iberoamericanos.

Esta institución aglutina a las 23 organizaciones empresariales más representativas de la Región, España, Portugal y el Principado de Andorra.

Su principal objetivo es poner en valor los factores de competitividad comunes a los empresarios iberoamericanos y contribuir al desarrollo económico y social, prestando una atención muy especial a las pymes y a los jóvenes empresarios. Todo ello con el decisivo respaldo de la Secretaría General Iberoamericana, señala Casado.

Puedes leer: FIJE quiere crear la mayor red de empresarios jóvenes