La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) quiere que se retome el proyecto de incorporar una mezcla de etanol en la gasolina (conocida Eco95), señala el presidente de la entidad, Alejandro Muñoz.

Este proyecto forma parte del Plan de Descarbonización del Sector Transporte Terrestre, el cual estaría listo para mediados de 2020.

El presidente ejecutivo de Recope sostuvo en entrevista con el medio costarricense El Financiero que, si se sustituye el 8% de la factura petrolera por gasolina por etanol y se compra ese porcentaje a los productores de caña, e invertirían cerca de 70 millones de dólares (mdd) por año; y si sustituye un 5% por biodiesel la inversión alcanzaría los 100 mdd.

“Nuestra idea con el etanol no es producirlo nosotros, es que lo produzcan los cañeros del país y nosotros se lo compremos. Recope haría un contrato con los productores de biodiesel y de etanol y les garantizamos la compra esta calidad. Eso sería lo ideal”, agrega Muñoz.

La principal preocupación del usuario es que la mezcla dañe su vehículo, pero esto solo sucedería sin mantenimiento, si el manual no recomienda combustibles con un octanaje mayor a 95 o si el modelo es anterior a 2001.

El precio introductorio sería de ¢613 para la primera compra de 90,000 barriles que haría Recope para abastecer por hasta tres meses el mercado local.