Rosa Elena de Lobo, exprimera dama de Honduras, fue declarada culpable por tres delitos continuados de apropiación indebida y ocho de fraude en el denominado caso de corrupción “Caja chica de la dama”.

La esposa del expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa pasaría entre un mínimo de 58 y un máximo de 87 años de prisión de acuerdo con la pena.

El Tribunal además decidió absolverla por el delito de lavado de activos, de conformidad a la nueva Ley de Lavado de Activos y también por malvesación de caudales públicos.

Además, el exsecretario privado del Despacho de la Primera Dama, Saúl Escobar Puerto, fue hallado culpable de 8 delitos de fraude y pasará de 48 a 72 años de reclusión y fue absuelto de lavado de activos.

Puedes leer: Juan Orlando Hernández se ejercita en Washington y pide combatir dengue

En el caso del cuñado de Bonilla de Lobo, Manuel Mauricio Mora, el Tribunal determinó absolverlo de todos los delitos de fraude que se le imputaban y lavado de activos.

La audiencia de individualización de la pena quedó programada para el próximo martes a las 2:00 de la tarde.

Las investigaciones se remontan a 2018 después de una denuncia de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), que aseguró que la exprimera dama, se apropió de fondos que pertenecían a la Unidad de Desarrollo Comunitario del Despacho de la Primera Dama (UDECO).

Según la denuncia del Ministerio Público, los acusados se habrían apoderado de recursos públicos y creado una red de blanqueo de capitales para ocultar dinero proveniente del Estado, destinado a obras sociales.

Las autoridades de Honduras embargaron en marzo de este año bienes de la ex primera dama hondureña, su cuñado y su exsecretario.

El aseguramiento de las propiedades, para que no puedan ser vendidas ni traspasadas, fue coordinado por la Unidad Especial de la Fiscalía Contra la Corrupción y la Impunidad (Ufecic), del Ministerio Público, y la Maccih, que se instaló el 19 de abril en Tegucigalpa.

Abogados defensores rechazaron la condena y anunciaron que recurrirán a un amparo en busca de la anulación de la sentencia.

“La exprimera dama, Rosa Elena Bonilla, es inocente (…) se han violado garantías procesales y derechos de mi defendida”, dijo el abogado Juan Berganza.

Con información de agencias.