La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) empezó con el cumplimiento de los compromisos del Acuerdo Stand By con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual fue respaldado por el Gobierno de Honduras el pasado mayo y ratificado por el directorio del organismo el 15 de julio.

Conforme el gerente de la ENEE, Leonardo Deras, desde julio de este año se está pagando al día a los generadores de energía. La primera medida ha sido ningún atraso con los generadores a partir de la vigencia del programa que fue el 1 de julio de 2019.

Los productores de energía térmica y renovable tienen que mostrar la factura a más tardar el 10 de cada mes y la estatal eléctrica tiene 45 días para pagarla. La venta de energía de julio debe ser cancelada antes del día 24 de septiembre.

Deras señaló el miércoles que la ENEE buscará bajar tarifas y mejorar la calidad de servicio. Refirió que a intervención de finanzas a la Empresa Nacional forma parte de un plan preconcebido por parte del doctor Marlon Tábora y el ministro de energía, Roberto Ordóñez.

Asimismo, Deras dijo que una vez en marcha la reforma a la estatal de energía y se conduzca a liberalizar el mercado, se aspira impactar en el elemento que representa el 70% de la factura que son los costos de adquisición de energía.

Las cifras publicadas en el portal de la ENEE muestran que el arrastre de saldos es de 11,769.9 millones de lempiras (480,039.89 dólares). A los generadores térmicos se les debe una cantidad de 5,805.2 millones de lempiras (236,777.25 dólares) y 5,964.7 millones (243, 262.64 dólares) a los renovables. Ordóñez totalizó la deuda en casi 430 millones de dólares, que son alrededor de 10,600 millones de lempiras.

Puedes leer: Un hondureño ‘conquista’ la industria del entretenimiento de Taiwán