La nueva institución bancaria, Abank planea para el próximo año la expansión a nuevos nichos en el sistema financiero y nuevas inversiones en cuanto a servicios digitales, para convertirse en un grupo financiero.

Abank sustituyó a Banco Azteca después de que el Grupo Preinversiones –propiedad de Grupo Salume– adquirió la participación mayoritaria.

El presidente de sociedad, Adolfo Salume, sostuvo que “tenemos planes para incorporar al banco en un grupo financiero que nos permitirá otros servicios. Estamos trabajando en servicios de seguros de vida y en servicios de arrendamiento de vehículos y de maquinaria. Esperamos en los próximos 12 meses tenerlo concluido dentro del grupo financiero Abank”

Otra institución que sería parte del grupo es la Sociedad de Ahorro y Crédito (SAC) Constelación, de la que también el Grupo Salume tiene la mayoría accionaria.

Dicha institución se mantendría como proveedora de servicios financieros independiente, aunque el nombre podría cambiar a SAC Abank y destinarse principalmente a créditos de vivienda.

Puedes leer: Abank inicia operaciones en El Salvador

Salume añadió que el próximo año invertirán en la digitalización de servicios bancarios para facilitar la atención a los usuarios, y aclaró que mantendrán los canales actuales de atención en las 42 agencias que abren todos los días, con sus 742 trabajadores.

Su proyección determina crecer un 20% en su cartera de créditos de 72,000 clientes y 114,000 depósitos y lanzar nuevos servicios aprovechando las posibilidades contempladas dentro de la Ley de Inclusión Financiera, como los corresponsales bancarios.

“El grupo empresarial nuestro está en 19 países, pero el negocio financiero está solo en El Salvador. Esperamos una vez consolidado el proyecto del grupo financiero en El Salvador que esta va a poder ser una plataforma para crecer a los otros países donde hacemos negocios”, puntualizó.

A pesar de ser una nueva institución, Abank tiene una cartera de créditos vigentes de 41.3 millones de dólares y, de acuerdo con Salume, se ha enfocado en el segmento de la micro y la pequeña empresa tradicionalmente no atendido por la banca.