Los municipios de Comayagua y Villa San Antonio crearán la primera zona de desarrollo económico de Honduras, esto como parte de un plan para satisfacer las demandas que se generen cuando el aeropuerto internacional de Palmerola inicie con sus operaciones en el 2021.

De acuerdo con el portal La Prensa, ambas municipalidades, debido a que comparten jurisdicción en la zona aeroportuaria, trabajan en los estudios y el diseño de este proyecto que implica el desarrollo de una área de al rededor de 48 kilómetros cuadrados al rededor de la terminal de Palmerola.

La Zona de Desarrollo Económica Palmerola (ZDEP) estará estructurada por las áreas portuaria, comercial, logística y agroindustrial donde, con base en las proyecciones de las autoridades locales de ambos municipios, se instalarán empresas nacionales y extranjeras.

En el área comercial construirán hoteles gestionados por cadenas internacionales, estos servirán de alojamiento a los viajeros de vuelos de transbordo, pasajeros que no deseen viajar de noche por carretera y también de los tripulantes de las aeronaves de unas 14 aerolíneas que han mostrado interés en el nuevo aeropuerto.

En cuestión logística, se abrirán bodegas de empresas dedicadas a la exportación, firmas extranjeras que distribuyen artículos en el mercado internacional.

Puedes leer: Aumenta 5.8% gasto por importación de petróleo en Honduras

En el área comercial construirán hoteles gestionados por cadenas internacionales. Estos servirán de alojamiento a los viajeros de vuelos de transbordo, pasajeros que no deseen viajar de noche por carretera y también de los tripulantes de las aeronaves de unas 14 aerolíneas que han mostrado interés en el nuevo aeropuerto.

En el área logística abrirán bodegas de empresas dedicadas a la exportación, firmas extranjeras que distribuyen artículos en el mercado internacional.La creación de la Zona, de forma conjunta entre las municipalidades de Villa San Antonio y Comayagua, fue establecida por Jens Krause, especialista en planificación territorial, miembro de la Asociación Alemana de Arquitectos e Ingenieros y voluntario del Servicio de Expertos Seniors (SES) de Alemania.

La Zona es de importancia para el valle de Comayagua porque “un vuelo diario creará 500 puestos de trabajo en la región, según la regla de oro de los expertos en aviación”, de acuerdo con un artículo enviado por Krause al portal La Prensa.

Mendoza pronostica un “futuro prometedor” para los habitantes de Villa San Antonio “porque habrá un movimiento económico nunca antes visto y un número grande de empleos”.

El alcalde proyectó que “el 98% de los aviones pasarán sobre la Villa San Antonio. Actualmente, el área del aeropuerto está en un 60%, 65% en territorio del municipio de Comayagua y un 35% en Villa San Antonio. Pero hay un plan de expansión y el aeropuerto se extenderá hacia el sur. En 2025, el aeropuerto estará compartido en 50% y 50% por las dos municipalidades”.

Ante las demandas que exigirá la Zona, la alcaldía de este municipio está organizando un centro de formación profesional para ofrecer cursos de inglés a los niños y jóvenes; capacitación sobre servicio al cliente a taxistas y gastronomía a cocineros.

Mendoza, quien a la vez es el presidente de la Asociación de Arroceros de Honduras, está liderando la conformación de cooperativas para aglutinar a los ganaderos, avicultores, productores de aguacate, cítricos, vegetales orientales y granos básicos con el propósito de garantizar la producción y carga suficiente que garantizarán las operaciones de las líneas áreas.

Además, la municipalidad ha establecido un protocolo migratorio con la intención de mantener un control y seguimiento a las personas que de otras partes de Honduras lleguen a radicarse en la Zona.

Desde el 2018, con la maestría de Ordenamiento Territorial de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), las autoridades de Villa San Antonio diseñan el plan municipal sobre los diferentes usos del suelo.

El sector privado de Comayagua apoya la creación de esta Zona porque está seguro que Palmerola será el puerto aéreo más importante de la región, sin considerar al de Panamá.

“Esta zona económica será un nuevo polo de desarrollo de Honduras. El sector privado apoya incondicionalmente esta iniciativa que es liderada por las dos municipalidades”, aseguró Byron Hernández, vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Comayagua (CCICOM).