Por Eduardo Pluma

Actualmente las mujeres han tomado un papel protagónico en el desarrollo de proyectos enfocados en la ciencia y la tecnología, las mujeres han tenido que adoptar más de un rol en simultaneo; un ejemplo es Myrka Rojas Zeledón, biotecnóloga, emprendedora, cofundadora y CEO del startup de biotecnología Hemoalgae.

La joven costarricense decidió estudiar biotecnología debido circunstancias fortuitas; el hecho de no ser aceptada en la carrera de medicina en la Universidad de Costa Rica no dejó que le afectara, por el contrario, tal hecho la llevó a decidir el rumbo de una parte importante de su vida, entrar al campo de la ciencia.

Desde temprana edad Myrka supo que su vida giraría en torno a la ciencia, el proceso de investigación ya lo llevaba consigo.

La CEO de Hemoalgae quería medir el impacto que se puede generar en las áreas de ciencias biológicas, fue así como la biotecnología se convertiría en su camino predilecto.

Hemoalgae, el valor de las microalgas

Hemoalgae es un startup de biotecnología que ha generado una plataforma tecnológica utilizando microalgas para producir compuestos de alto valor. Su principal producto es Hirudin, un poderoso diluyente de sangre, así lo informa su sitio web.

Cómo nace el proyecto

El proyecto comenzó en los años de estudiante de Myrka Rojas, fue ahí cuando conoció a sus actuales socios mientras trabajaban en procesos de investigación y desarrollo en el campo de microalgas, en el Centro de Investigación en Biotecnología del Tecnológico de Costa Rica.

La institución donde cursaba sus estudios organizó una competencia de negocios enfocados a la ciencia, fue gracias a ello, a su conocimiento en biotecnología y a su capacitación previa recibida en España en la especialidad de microalgas, como lograron ella y su equipo establecer los fundamentos de lo que sería posteriormente Hemoalgae.

El proyecto ganó el primer lugar del concurso, esto fue el primer paso de la iniciativa de negocios que al día de hoy se ha convertido en una empresa de biotecnología.

Las mujeres en el campo de la ciencia y la tecnología

Para Myrka, la participación de las mujeres en proyectos enfocados en la ciencia y la tecnología es muy valiosa, debido a que en estos temas en específico existía una brecha en la equidad de género. El ver incorporarse a las mujeres en este campo marca mucho la diferencia, no sólo a nivel interno del emprendimiento, también a nivel regional.

“Se ha demostrado que el formar quipos diversos e incluir a las mujeres dentro de ellos, no sólo potencia, en general, el emprendimiento a nivel de la región, también se ve reflejado en el crecimiento económico” aseguró.

Puedes leer: La empresaria que guardó la felicidad en una cajita

La costarricense considera que algunos de los retos a vencer en materia de negocios enfocados en la ciencia son el fortalecer los programas de formación en negocios, impulsar mentorías ligadas a estos campos, mejorar los sistemas de financiamiento para generar mayores oportunidades de emprendimiento y complementar los proyectos con equipos diversos para generar un mayor enriquecimiento.

Políticas públicas y acciones para eliminar la brecha de género

En cuestión de políticas públicas, las personas están conscientes de la brecha de género existente en los emprendimientos de alto impacto, sin embargo, la ejecución de medidas para contrarrestarla es difícil de llevar a cabo, esto limita mucho los planteamientos e ideas que se generan a nivel interno y hace que las iniciativas que se generan sean frenadas, opinó.

Para joven emprendedora es importante pensar en grande, no se debe pensar tanto en mercados nacionales, sino tener una visión de impacto a nivel mundial y realizarlo en conjunto, esto debe ser prioridad para los nuevos emprendimientos y para las futuras empresas

Retos de ser mujer

De acuerdo con la experiencia de Myrka, el 60% de la población que estudia ingeniería en biotecnología en el Tecnológico de Costa Rica son mujeres, esto favorece que las oportunidades se abran equitativamente entre los alumnos.

A nivel de emprendimiento fuera de Costa Rica y con respecto al levantamiento de capital y la inversión, Myrka Rojas ha tenido algunas experiencias “no tan favorecedoras”, debido a que a ella como mujer la han tratado diferente en comparación con un hombre y “eso es desalentador”, no obstante, eso ayudaría a la joven a reflexionar y a salir adelante.

“Existen personas que no te apoyan y otras que tienen el deseo de apoyarte, se trata de encontrar personas que estén dispuesta a abrirte la puerta para continuar con el proceso de emprender”, reflexionó.

Nuevas generaciones de mujeres de ciencia

La cofundadora de Homoalgae expresó su felicidad al ver que cada vez hay más mujeres incursionando en el campo; el hecho de hacer networking entre las personas con más experiencia y las que van comenzando, al igual que alentar a las nuevas generaciones es vital.

Las mujeres se caracterizan por estar dispuestas a colaborar en programas de mentoría que ayuden al crecimiento de las mismas.

Ella misma ha participado en los procesos de mentoría en materia de ciencia y tecnología de edades entre 15 y 19 años, las mujeres deciden encaminarse en este tipo de áreas desde temprana edad. El acompañamiento y los casos de éxito las alienta a seguir este rumbo y no limitarse a los estereotipos inculcados a temprana edad y a nivel cultural.

“Es un privilegio formar parte de estas mujeres y continuar apoyando a las nuevas generaciones para que lleguen más allá”, concluyó.