El mandatario hondureño Juan Orlando Hernández alertó este lunes que alrededor de 70 mil extranjeros quedarían atarapados en Honduras con motivo de las medidas establecidas por Estados Unidos y México para restringir la inmigración ilegal.

Tras su reunión en Washington con el secretario interino de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Kevin Kealoha McAleenan, mencionó que para ellos es un tema de alto riesgo, ya que no podrían manejar una situación así.

Asimismo, refirió su optimismo al haber una posibilidad de suscribir acuerdos concretos con la CasaBlanca, acerca de la inmigración ilegal.

Sin embargo, no comentó si está interesado en un acuerdo como el que Washington respaldó en julio con Guatemala, en el que los migrantes de otros países debían solicitar asilo ahí y no en Norteamérica.

Además, en la reunión que sostuvo con el secretario interino se trataron temas de seguridad y oportunidad económica. Hernández resaltó el tema de la trata de personas; así como en el combate con el narcotráfico, maras y pandillas; y el crimen organizado en todas sus vertienetes.

Tanto Honduras como EU se comprometieron a trabajar en conjunto para mejorar la seguridad y frenar la migración irregular; llegaron al acuerdo de optimizar el intercambio de información para que las autoridades de Honduras apliquen la ley e indaguen a los responsables de las caravanas de los migrantes.

*Con información de agencias

Puedes leer: Honduras contará con su primera zona económica en Palmerola